jueves, 17 de mayo de 2018

S.O.S. ¿Gente de paz ?



                                      Oigo en la calle tempestades,
                                       truenan palabras
                                       armadas hasta los dientes
                                       gritando saludos engañosos
                                       con ecos de metralla
                                       y pancartas que proclaman
                                       ser “gente de paz”.

                                       Se impone un verbo afilado
                                       que somete el alma a duras pruebas.
                                       En busca de la fraternidad,
                                       ¿Dónde encontrar refugio?
 
                                       Busco la senda del regreso, esquivando
                                       el odio que enarbola banderas,
                                       que reniega brutalmente de “los otros”,
                                       que señala sus puertas,
                                       que les pone en la diana…

                                      Aquí dejo mi voz, temblando
                                        en esta orilla amarga, y os digo
                                        que no se establece el vínculo fraterno
                                        con alaridos. Que no.
                                        Que no sois gente de paz.
 
 

 

51 comentarios:

  1. Quizás son lo contrario de lo que predican.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Toman como escudo contra las posibles críticas, las palabras que suenan bien.

      Gracias, Rafael. Un abrazo.

      Eliminar
  2. No son gente de paz los que inician la contienda contra todas las leyes y sin motivo de la razón.
    Como bien dices, no son gente de paz.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es lo que yo creo, pero entre la ciudadanía se ha creado confusión, con proliferación de carteles que tergiversan la realidad.
      Gracias, Pitt. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Ya lo dice la biblia de Israel

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para biblias estamos, Noel. Sí, los sionistas también se dicen "gente de paz".

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Hace siglos que la palabra paz está adulterada precisamente por los que aman la guerra.Ya no deberían engañarnos,pero seguimos creyendo en sus falsas palabras. Y asío nos va.

    Abrazo Fanny. Un placer volver por tu casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero qué fácil es la manipulación y travestismo semántico! Todo un arte de alienación colectiva.

      Mucha alegría de encontrarte, Joaquín.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Hola Fanny.. Te veo preocupada, gente de paz solo la habrá cuando haya paz de verdad..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y tú no estás preocupado, viéndolas venir?
      Creo que no puede haber paz sin gente de paz, y no al contrario, como tú dices. La Paz no existe por sí misma. Son las personas las que la construyen.

      Pero no estar de acuerdo contigo en esto, no me impide enviarte un fraternal abrazo.

      Eliminar
  6. El otro día leí no sé dónde que querían darle el Nobel de la paz a Trump! Realmente nos estamos volviendo locos. Qué distinto sería un mundo gobernado por mujeres...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sería el colmo premiar a ese señor como pacífico. Algunos están locos y otros sufrimos sus locuras.
      Bueno, Diego, también las mujeres podemos hacer locuras, pero te agradezco que confíes en nosotras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Somos gente de paz, es la guerra la que nos busca y a muchos ni nos encuentra armados. No generalicemos por cuatro bandidos que gritan. Abrazucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenas las primeras frases. Queremos vivir en paz, pero causas ajenas nos lo impiden. Claro que hay gente, la mayoría, que busca y practica la convivencia pacífica, pero las proclamas xenófobas calan, por ese afán malsano de creerse superior a los demás.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. En Catalunya, todos somos gente de paz, lo que pasa es que casi la mitad, entre ellos los convergentes de misa y partido bisagra, han adoptado esa pose para, con las manos en alto, formar barreras, por supuesto excluyentes. Ser gente de paz yo creo que sería no excluir sino convivir, pero si el objetivo era tener un Estado para que el padre la patria no vaya jamás a la cárcel por unos tantos por cientos, están logrando el objetivo pero con el precio de romper en dos la sociedad, así que no sé yo si me convence. Gandhi era gente de paz.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Completamente de acuerdo contigo, Albada. Quienes rompen la convivencia pacífica que había, no son mayoría y lo hacen con fines estratégicos, para encubrir la corrupción de Convergencia, desviándonos hacia temas patrióticos y enfrentamiento con el Estado. ¡Dios nos libre de los salvapatrias!

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Hola, Fanny, yo estoy preocupada y alarmada, esto no tiene final cercano y todo eso hace daño a todos...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es en las urnas donde se podrá poner fin a este caos. Falta debate serio, menos griterío y ser menos ambiguos en la defensa de unidad ciudadana.

      Gracias, Mª Carmen. Un abrazo.

      Eliminar
  10. Suelen hablar de paz aquellos, que permanentemente demuestran, estar más cerca de la guerra.
    ...Y así nos va.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El resultado es que crean confusión y enfrentamiento.
      Gracias, Juan.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Y realmente ¿que es la paz?, ahora cada uno parece tener su paz, todos parecen querer tener razón, cada cual acusan al otro de ser el malo, de querer romper la paz, ¿que paz?, cada vez veo a las familias, las sociedades, los pueblos, las naciones mas desunidas, menos de acuerdo, por todo se discute, todo lo del otro nos parece mal...
    No se si tendremos remedio.
    Un abrazo Fanny
    (perdón por el tocho)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí, la paz es vivir fraternalmente con las diferencias ideológicas, religiosas, raciales,de clase social, etc. que existen en una sociedad, sin supremacismo de ninguna. Nos debemos respeto mútuo, por ser seres humanos.

      Y, es verdad que interesa crear confusión para monopolizar la razón y el poder de unos contra otros.

      Un abrazo, Alejandro.

      Eliminar
  12. Respuestas
    1. Al amor, sí. Pero...¿Vamos hacia el amor?...
      Me ha encantado tu comentario, Pedro: filosofía y poesía.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Con lo bonita que es la palabra Paz y lo que conlleva.
    Una pena tantas cosas que suceden.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una bonita palabra que debemos practicar, aun en los peores momentos.
      Gracias, amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. ¿Gente de paz? Sólo los que descansan en ella... y no siempre.

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La paz de los cementerios no interesa.Tampoco la de las pancartas, cartelitos y "graffitis". ¡Viva la quiero! Aquí y ahora.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Es sano salir a la calle para protestar si no se está conforme con algo y nadie te hace caso si hablas en voz normal (tema de las pensiones por ejemplo, o tema acoso) PERO mientras se confunda la palabra "diálogo" con dos monólogos de sordos y se confunda la palabra "paz" con imponer cada uno SU verdad, inventada y apoyada sobre manipulación o/y tergiversación, el mundo andará loco...
    El mundo anda loco. Asusta, sí...
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Framboise, tus palabras tienen un bello sentido. Una cosa es reivindicar derechos y otra intimidar atribuyéndose, exclusivamente, la verdad.

      Un sonriente abrazo.

      Eliminar
  16. Lo peor Fanny es que los que empiezan las guerras no nos piden consentimiento y por si fuera poco no nos revelamos. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Mara. La intimidación, ocupando espacios públicos de forma exclusiva, silencia la voz de quienes discrepan.

      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  17. Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Susana! Gracias por dejarme tu sentir solidario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Hay una asignatura que deberíamos dar en el colegio cuando somos pequeños...El respeto, la empatía y la buena convivencia con los demás...Aprenderíamos a abrirnos al mundo y a ser más receptivos y solidarios...Pero, mientras el ego y el materialismo sigan siendo líderes, no hay nada que hacer...
    DUELE TU POEMA, POR LO SENTIDO Y REAL, AMIGA.
    Mi abrazo y mi cariño, Fanny.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y me pregunto:¿por qué se instala el odio en los corazones más fácilmente que el amor y el respeto? Algo falla en la educación. tanto en la escuela como en la familia y en la sociedad.

      Gracias, Mª Jesús. Sé que tengo tu cariño y lo mismo te digo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Hola Fani, estoy totalmente de acuerdo con tus letras. No gritando más, se te va a oír mejor, parece que a la gente le encanta gritar. Seremos gente de paz, cuando tomemos las riendas de nuestra existencia, la paz será un hecho, y no una ilusión. La paz se lograra cuando todos trabajemos juntos y desarrollamos una resonancia de sabiduría y compasión que emane desde el interior de cada individuo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy acertado comentario, Cristina. Es imprescindible tener criterio, reflexionar sobre las opciones que se nos presentan buscando lo que nos une con los demás, como seres humanos. Estamos condicionados por los diferentes entornos pero, hay una parte importante que depende de uno mismo.

      Bienvenida a mi blog.

      Un abrazo.

      Eliminar
  20. La paz fue expulsada hacia los cementerios.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre lacónico y acertado.

      Gracias, José A.

      Un afectuoso saludo.

      Eliminar
  21. Respuestas
    1. Gracias, Verónica. Es verdad que este delirio cansa. A mí me ha alterado la inspiración y mis temas preferidos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Enarbolando falsas banderas de paz, nos están manipulando para la guerra ¡qué pena!
    Te dejo un fuerte abrazo y te deseo una estupenda semana.
    Kasioles

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Kasioles, por compartir el sentir solidario en este tema.

      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Si todos los humanos trabajasemos más en encontrar la paz en nosotros mismos nos sería más facil hacer la paz con el otro. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo contigo. Si cada persona cultivara su paz interior, habría una paz social.
      Gracias. Con tu comentario me llega el aroma de jazmines.

      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Yo busco refugio entre tus letras, adentrándome en este espacio tan bien escrito. Tu poema, justo el que acabo de disfrutar y sufrir, me ha parecido sublime. Uno de los mejores que he leído aquí y fuera de aquí.

    No dejes de escribir, no nos dejes sin refugio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mario. Me alegra compartir sentimientos a través de los poemas. Yo quisiera refugiarme en espacios naturales, limpios, floridos, sinceros y amorosos; ese era, en principio, el objetivo de mi blog, pero hay realidades contaminantes que invaden mi refugio y me obligan a salir para librarme del mal que me causan.
      Bueno, ¿ y tú, porqué no escribes en tu blog? También tus letras puede ser refugio
      para mí y para muchos otros. "Tú sí que eres interesante para mí".

      Un abrazo grande.

      Eliminar
  25. Si asi es. Todos dicen defender la paz pero bombardean, matan, tiran bombas, secuestran. Pero bueno. Es lamentable. Si no se le terina el negocio a los fabricantes de armamento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido, Gustavo! Gracias por dejarme tu sentir solidario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  26. Creo que es un tema complicado, Fanny, quizás se haga la guerra en nombre de la paz, quizás tengamos una herencia de la que no hemos sabido desembarazarnos y ha hecho que gente que se odia compartan el mismo territorios, quizás las armas sean un negocio infalible...

    Un abrazo, Fanny, me alegro de volver a saludarte y disfrutar de tu talante humanista.

    ResponderEliminar