martes, 20 de septiembre de 2022

Llorar




 En el pasillo
del hospital
oigo llorar a un hombre

Foto de Internet

16 comentarios:

  1. Una triste noticia, que terminó en fallecimiento.
    De algún familiar, muy trite tu haiku o poema.
    Me alegro de leerte, pero no con entradas tan tristes como esta amiga.
    Besos de flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los hospitales siempre palpamos el dolor. Gracias, Flor.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. La cruel realidad nos hace crear frases de un sentimiento inalcanzable, irreductible.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El haiku sugiere, porque no sé si era un enfermo o un familiar, pero conmueve. Gracias, Enrique. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias, Amalia. Aprendemos a convivir con el dolor propio y el ajeno.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Ufffffff, Fany!!! No sé si tiene algo que ver contigo. Espero que no.

    La poesía como reflejo de la realidad de la vida. En lo que se dice y en lo que no se dice. Porque en tu poema creo escuchar los ecos de ese lamento, la reverberación de la voz del enfermo, la respiración agitada de todos. Incluso el silencio!!! El silencio cuando es llanto contenido...

    Mis mejores deseos!!!

    Y un enorme abrazo, querida amiga!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco tu preocupación, Emilio, pero no es personal. El haiku expresa ese momento en el que algo sorprende emocionalmente. El dolor ajeno no me es indiferente.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Me alegro que no sea personal, aunque todo llega, Fany, por desgracia!!!

      Tu sensibilidad te ha llevado a sumergirte en esa emoción, por empatía y por curiosidad.

      Aprecio de forma especial a las personas, que como tú, tenéis tanta sensibilidad!!!

      Un enorme abrazo, querida amiga!!!

      Eliminar
  5. Los hombres también lloran. Lo extraño es que se escuche el llanto. Una estampa de hospital nos hace pensar que algo irremediable ha pasado o va a suceder. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El haiku queda abierto al lector. El llanto en un hospital sugiere varias situaciones y cada uno imagina, aunque ninguna sea buena.
      Muchas gracias, Franziska. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Holaa, Fanny, pocas palabras con mucho significado, me alegra saber que no te afecta directamente.
    He estado ausente un tiempo, ahora voy poco a poco visitando mis blogs amigos, este es uno de ellos.
    Te dejo besos, mi gratitud y bendiciones.
    Se muy, muy feliz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina, me alegro de tu vuelta. Gracias por acordarte de mi blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Fea fane descangallada salio esta madrugada vestida de mujer

    ResponderEliminar
  8. Precioso Fany, un Haikus que conmueve. Pocas palabras, intenso contenido.
    Un abrazo y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  9. Muy fuerte en pocas palabras. Beso

    ResponderEliminar