domingo, 11 de septiembre de 2016

Fascinación

                                                                                                                                      Oleo de Monet. Foto tomada de Internet



                            Por querer tocar el cielo,
                            zambullirme en una nube
                            y mecerme en la copa del aliso,
                            me lancé al agua, subyugada
                            por su hermosa transparencia. 

                            Aquella claridad ahuyentaba
                            los miedos a rincones oscuros
                            y  me atrajo hasta el fondo,
                            mas al tocarlo
                            se enturbiaron las aguas. 

                            Y perdí el cielo, la nube,
                            y el árbol reflejados.

 

49 comentarios:

  1. Cada identidad, querida Fanny, se busca a sí misma, más allá del sitio reducido de las apariencias. A veces solo encuentra el vacío, como sugiere tu hermoso poema. Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Luis.Me alegro mucho de contar contigo y tus reflexiones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Sentimos fascinación por esos rincones que nos embriagan el alma llenándola de paz y armonía.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso ocurre, pero no siempre para bien. Aparentar es una constante en los seres humanos.Solo en la superficie lucen.
      Gracias, Ilesin. Ya estamos otra vez conectadas a nuestros blogs y me alegro de encontrarte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Es una canción preciosa, solo hay que leerla poniendo tono, todos buscamos y las mas de las veces en la búsqueda perdemos el norte. Saltos y brincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú tan cantarina como siempre. ¡Qué bueno encontrarte, Ester! Ya de vuelta a casa, quiero pasarme por tu blog y disfrutar de tus escritos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. precaución en lo que queremos???
    ya que se puede ser realidad???
    y fue para siempre dueño de ese cielo y esa nube, al fondo del agua...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carlos, tu comentario es un poema.Gracias por ese final tan optimista. Es verdad que, cuando se enturbia el agua al tocar el fondo, puede ocurrir que al cabo de un rato se aclare. ¿Será cuestión de saber esperar?

      Saludos amistosos.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Ciegan, sí. Ya me lo advierte el oftalmólogo: siempre buena iluminación, pero nunca reflejos que deslumbran.Lo tendré en cuenta.

      Salud, Noel.

      Eliminar
  6. Hermoso relato lleno de lirismo
    Es tan difícil alcanzar las estrellas
    Todo el universo tiene lo maravilloso y los límites de lo humano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Excelente conclusión, Andrés. Gracias por estar aquí: tan lejos, tan cerca...
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Qué lástima, que algo aparentemente tan bello defraude nuestras esperanzas.
    He leído este poema varias veces y, una tras otra, me he hecho pensar en cosas distintas pero cada vez me ha gustado más.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep Mª. Digamos que hay cosas muy bellas en la superficie pero que se estropean cuando se profundiza en su conocimiento.Al escribir este poema me ha pasado como a ti: creo que tiene varias lecturas y me gusta que el lector haga la suya.
      Gracias por poder contar contigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. La realidad no está siempre donde la vemos reflejada pero no podemos dejar por eso, de intentarlo con todo elcorazón. Hermoso trabajo. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ocurre como cuando asistimos a un espectáculo de magia: nos dejamos llevar por la belleza insólita de una falsa realidad.
      Gracias, Franziska. Un abrazo.

      Eliminar
  9. Quizás nuestra realidad a veces no la vemos reflejada por muy clara que este el agua, solo al adentrarnos en sus rincones observamos con claridad ese cielo que nos pasaba desapercibido.


    Un cálido abrazo Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sneyder. Lo que más me gusta es ver que el poema me devuelve mensajes a través de los comentarios y el tuyo es uno de ellos, que encadena nuevas reflexiones.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Hola Fanny.. Que gusto volver a leerte, te prodigas poco, vas y vienes entre vientos alisios.. Navegas entre aguas cristalinas, si tocas fondo, regresa a la superficie que todo lo veras con mas claridad, el cielo, la nube y el árbol, siguen ahí donde estaban..
    Un abrazo, me alegro saludarte..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Llorenç. Vuelvo a estar activa en este mundillo virtual; espero seguir contando contigo en este intento de comunicación. Me gusta tu visión realista:salir a la superficie y contemplar el cielo, las nubes y los árboles, que siguen ahí, en su sitio natural, aunque no pueda alcanzarlos.
      Pero no es lo mismo, no.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. A veces nos engaña la mirada.
    Se llena de sueños y luego no son...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realismo; pero, aun sabiéndolo, caemos en la tentación.
      Gracias, Toro Salvaje.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Es un poco la historia de Narciso, Fany. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No pensé en eso al escribir, pero otro lector también lo relacionó, incluso con el mito de Ícaro, pero no necesitamos recordar la mitología; nos basta el presente donde la apariencia se cuida tanto que puede confundir la realidad.

      Gracias, Pedro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. A veces nos ilusionamos y todo se convierte en un espejismo.

    Bellas letras.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Amalia. Gracias por pasarte por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. No son pocas las flores que se deshojan al acariciarlas...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Diría que todas. Me encanta esta manera tan poética con la que refuerzas el sentido del poema. Gracias, Luis Antonio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Ay como engañan las apariencias en algunas ocasiones!. Se hace una zambullida fantástica, y resulta que hasta puede resultar, salir con una brecha...
    El poema me parece una delicia Fanny, es romántico y profundo como el mar.
    Me ha encantado tu visita, porque no me funciona como antes los iconos de los seguidores. Ahora solo salen en ellos, los blogs que siguen cada cual.
    Un placer y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu visita siempre es motivo de alegría. Gracias, Elda. Es difícil mantener el blog activo porque las musas se ausentan y porque surgen muchas cosas que atender y el tiempo se me queda corto, pero basta ver que me llegan visitas muy agradables, para continuar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Las cosas raramente son lo que aparentan.
    Bonitos versos y que decir de la pintura de Monet. ¡Buen tándem!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de encontrarte, Julia L.Gracias por contar contigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Sublime tu poema, realmente impresionante mi querida amiga tanto como ese precioso oleo de Monet. Enhorabuena. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos. Amas la Naturaleza incluso reflejada en un poema.Más de una vez habrás visto lagos de aguas transparentes cuyo fondo de lodo, hay que tocar con cuidado para no enturbiar la transparencia.

      Un amistoso abrazo.

      Eliminar
  19. Hola fanny , un poema muy bonito y hermoso como la pintura de Monet .
    Esto me hace imaginar como la belleza de un lago con la claridad de sus aguas , y tocar el agua y que estas se arremoline en una gran onda , besos de flor y feliz otoño .
    Me alegro mucho de volver a saber de ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me alegré de encontrarme con un nuevo texto en tu blog, porque eso es señal de buen ánimo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Hola Fanny. Vuelvo por tu casa literaria y me encuentro con esta hermosa fábula que tanto me transmite. Nunca hay que intentar aprehender la belleza porque su único fin es ser contemplada para deleite del alma.
    Un placer leerte de nuevo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por no olvidar que te estaba esperando.Quiero contar con tu opinión y tu amistad, Joaquín.
      La tentación de aprehender la belleza es difícil de vencer; mantener la distancia necesaria es todo un arte de autocontrol.

      Muy contenta de encontrarte, te envío un abrazo.

      Eliminar
  21. Vengo de leer un post sobre la leyenda de la flor de loto y en tu casa me encuentro con un bello poema acompañado de una pintura de la misma flor... ¿Será casualidad?.
    Pues tanto me ha gustado el poema con su moraleja como la pintura y la leyenda.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Belén, es una agradable casualidad en sí misma, pero además el que ella te haya traído hasta aquí, me alegra mucho. Gracias por dejarme tu sentir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Hermosos versos...LA VIDA ES POESÍA PARA TODOS.
    gracias
    un abrazo Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Marina, agradezco tu comentario y,¡sí!, la vida nos regala poesía y es preciso aprovechar esos momentos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Es lo que sucede; que al despertar nuestros sueños se evaporan. Es lo que sucede; que al cerrar los ojos a cal y canto, al zambullirnos en los sueños, las pesadillas quedan relegadas al olvido de la conciencia, o algo así.

    Tu espejo de aguas me empuja a escribir. Es increíble tu manera de convertir un poema en un retablo maravilloso. No quiero abandonarlo.

    Un saludo, agradecido.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que más desearía es que "te empuje a escribir". Y es también lo que tus comentarios me provocan, porque sé que escribo para alguien, que tú das cobijo a mis versos.Algo muy necesario, Mario.Muchas gracias por alentarme.

      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Yo venía dispuesto a echar la tarde leyéndote, comentándote, y tomando un par de cafés, por lo menos. Pero veo que me he puesto al día en dos minutos y medio de lectura y en un minuto y pico comentando. Espero que no te vuelvas como yo, un inconstante perdido. Porque necesito leerte más cuando llego hasta aquí con tanta sed deletras y hambre de retórica aplicada a tu encanto.

    Un abrazo, de nuevo.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento haberte defraudado con este insuficiente menú poético.Es culpa del "mundanal ruido", que destruye las palabras necesarias para el poema que deseo componer.Es tan ensordecedor ese ruido que me cuesta acallarlo. Pero me alegra que tu comentario me traiga otros sonidos con los que volver a los poemas que cantan la buena cara de la vida.
      La próxima vez que te pases por aquí, encontrarás varios poemas para acompañar tus cafés.
      Gracias por este caluroso empujoncito.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Encontré tus poemas. Y estás junto a esta taza de café. Gracias por escribir, gracias por esta amistad versada.

    Abrazo. Y beso de café ¡!

    ResponderEliminar