miércoles, 13 de abril de 2016

Adelfas



                       Decidme, adelfas:
                       ¿Dónde está aquel
                       que me enseñó a amaros?

50 comentarios:

  1. Qué linda imagen. Y cuántas preguntas a veces pasan por la mente.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María.Agradezco tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Parece una pregunta de la que conoces la respuesta. Abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...pues no, Ester;no sé la respuesta, pero , de los momentos bellos, siempre quedan huellas.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Uff... Buena pregunta.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que es una pregunta que se hace mucha gente al recordar instantes significativos.
      Gracias, Rafael.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. En el mismo lugar donde te enseñó a amar las demás cosas que percibes con tan buen gusto como estas adelfas...
    salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro; ignoro qué hace ahora, pero se me aparece en las adelfas y en otros paisajes.
      Gracias, Miquel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. No lejos del corazón ni lejos de la belleza, está en medio de vívidos recuerdos.
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe de andar por ahí, en algún rinconcito y, a veces, se asoma entre las flores.
      Andrés,gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Hola Fanny.. Las adelfas, traen recuerdos, pero no saben donde se han marchado, aunque el recuerdo que ellas traen perdurara..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En los recuerdos crecen adelfas, jaras blancas y campos de amapolas.
      Deseo que tus recuerdos también estén llenos de flores.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Lo siento, por tu estado alérgico.En cuanto nombro flores, oigo tu estornudo. ¡¡Salud!!

      Eliminar
  8. Fanny, nos dejas un bello y enigmático post, amiga...Sin duda alguna que, las adelfas ya le están hablando de tu nostalgia desde el silencio...Los sentimientos vuelan y llegan donde tienen que llegar.
    Mi abrazo y mi cariño, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mª Jesús. Ya sabes que hay cosas, que desencadenan recuerdos y a mí, son las adelfas, entre otros paisajes,las que me evocan buenos instantes.
      Esta planta, aparece en varios de mis escritos y no creo que sea la última vez que las mencione.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Las adelfas son de un color precioso y exuberantes...
    Te deseo una feliz noche ...un abrazo Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marina. Las adelfas de la foto son rosas, pero las hay rojas, blancas y de color salmón. Las más deslumbrantes son las rojas, pero las rosas suelen ser las más exuberantes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Bellas letras que adquieren el color de una hermosa flores.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son más llamativas las de color rojo, pero las adelfas, sean del color que sean, siempre son, para mí, mis queridas adelfas.
      Gracias, Ilesin.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. ¿Dónde está aquel que me hizo lo que soy...?

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena pregunta, José A. Y de difícil concreción la respuesta, pues son muchas las personas y cosas que conforman nuestro ser.

      Gracias por pasarte por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Lindas letras y unas flores de hermoso color.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Amalia. Las plantas siempre son inspiradoras, y si están ligadas a recuerdos agradables, lo son más.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Muy bello. Estará cerca de la mirada que se posa en las flores de ese matorral que nos enseño a mirar.


    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe de estar cerca, sí, pues he sentido su presencia entre esas adelfas.
      Gracias, amiga.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Seguramente en tu corazón...

    Un beso, compi.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí, seguro.
      Me alegra encontrarte.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Probablemente en todos tus pensamientos que como flores se expanden...
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marinel. Gracias por tu comentario tan próximo a la realidad.El pensamiento solo necesita un estímulo para evocar lo vivido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Listo arbusto y lindas flores. Lástima que sus hojas sean tóxicas. Aquí la belleza no está en el interior.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí; es una planta tóxica y, sin embargo es muy frecuente en jardines, al alcance de todos, sin que se haya registrado intoxicación alguna.
      De todos modos,esta planta es una buena metáfora de ciertps placeres de la vida, entre ellos, el amor: bella y tóxica.

      Gracias, Josep Mª.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. No sé... pero a mí desde luego me gustán mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Pedro, es una planta bella y tóxica en ciertas circunstancias. Como la vida misma.
      Gracias por dejarme unas palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Siempre he oido leyendas sobre eta planta, que si las cortas y luego te tocas la cabeza, se te cae el pelo, o si te tocas los ojos, te quedas ciega, en fin, cuentos de viejas, porque la verrdad es que son muy bonitas y alegres y con unos tonos preciosos.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de que los libros -sobre todo los de botánica, antiguos- dicen que es muy tóxica, convive con nosotros, bien de cerca y alegra el paisaje y, a veces, los recuerdos, como en mi caso.
      Gracias, Julia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. D e niño, me decían, no cocar a esa planta, por tóxicas.
    Sin Embar goson preciosas y abundan mucho.

    manolo
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Manolo, me alegro de encontrarte. Y, en cuanto a las prohibiciones...¡Cuántas cosas bellas nos han sido y son prohibidas de tocar, incluso inventando una toxicidad que no tienen.
      Gracias por no olvidar este blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Aquel que nos enseñó a amar las flores, nos enseñó a amar…las adelfas lo recuerdan.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola,José.Volver a encontrarte, me alegra. Gracias por venir. Comparto tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Respuestas
    1. Mientras no muere el recuerdo.
      Un abrazo. Gracias por tu compañía.

      Eliminar
  22. Lo importante es la enseñanza; el maestro es un mero instrumento...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y la importancia de la enseñanza hace que el maestro quede en la memoria.
      Gracias, Luis Antonio.Tu compañía me es muy agradable.

      Un abrazo.

      Eliminar
  23. siempre estara vigilante e invisible a los ojos de su amante .mis saludos Fany. jr.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, José Ramón.Encantada de encontrarme con este poético comentario. Gracias por tus palabras.

      Un afectuoso saludo.

      Eliminar
  24. Buena pregunta, amiga. Gracias por visitarme. Buen sábado y besos. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por pasarte por aquí, María.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Preguntarle a la madre naturaleza sobre aquél o aquella que nos arrimó a sus fragancias y retos es magistral. Bueno, es magistral formular esa pregunta como lo haces tú.

    Gran abrazo, en flor, en flor...

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si un día te ausentas y no me llega tu voz, preguntaré al café:
      ¿Dónde está aquel que tanto os ama
      y traía a mis letras tus aromas?

      Gracias por tu sentir, Mario.

      Un florido ramo de abrazos.

      Eliminar