miércoles, 10 de diciembre de 2014

Si encontrara la llave...

                                                                                                                                                             Foto tomada de Internet

                   No es la hondura del agua
                   ni la niebla avanzando resuelta,
                   lo que nos separa.

                   No son las zarzas en medio del camino
                   ni las orillas desoladas
                   por el tupido musgo de los años. 

                  Es la puerta cerrada. 

                  Si existiera una llave
                  que me abriera aquel sendero
                  perdido entre las jaras blancas… 

                  Si encontrara la llave
                  que abriera un leve hueco del que fluyera
                   la música que guardas en tu pecho…

                   Si en el monte de sueños,
                   adentrándome en lo oscuro del silencio
                   mis manos encontraran la llave que lo abre: 

                   Abriría tus ojos a mis ojos,
                   tus labios indomables, a los besos.
                   Abriría las compuertas de tu río,
                   abriría la puerta de tu alma
                   para sentirte al lado de mi cuerpo 

                   sin puertas cerradas.
 
Compartiendo palabras.
nº 50: LLAVE
Iniciativa Sindel

56 comentarios:

  1. Apasionado poema con matices de nostalgia A buen seguro que tienes la llave tal vez no sea esa la puerta . Aún así gracias por regalar belleza.
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, André. Bueno, ¿tengo la llave?...Ya sabes que son lo primero que se olvidan o se pierden. Y hay puertas blindadas que se resisten.
      Tú sí que regalas belleza en tus fotos, poemas y comentarios.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Hola Fanny, preciosos tus versos.
    Pues que no haya llaves que cierren corazones y sí que abran esperanzas.
    Que ninguna cerradura nos despoje del amor y que las llaves abran esas puertas a la soledad.
    Muy bonito el poema.
    Saludos y abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonito comentario, Isa. Agradezco tu visita. Los comentarios son una llave que abre la puerta de la amistad.

      Un abrazo.

      Pasé por el blog de Sindel y no encontré tu llave. Volveré más tarde.

      Eliminar
  3. Hermoso poema, la búsqueda de una llave para abrir ese amor apasionado que se guarda en el silencio del alma y sea correspondido.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sindel. Tu visita y comentario abren la puerta de una amistosa comunicación.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. A ver si hay suerte, querida Fanny, y aparece pronto esa llave que abre lo diáfano, que deja en el umbral un poco de luz. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de encontrarte, José Luis. Gracias por tu comentario. La verdad es que hay en el mundo muchas puertas cerradas; gente que se encierra en sí mismo o en sus rutinas cotidianas, o en su entorno confortable y se hace de difícil acceso. Hay llaves mágicas, pero hay que encontrarlas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Por eso pienso yo que las puertas hay que dejarlas abiertas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo, pero hay días de viento y en un descuido, ¡ plaf !, se cierran de golpe. Otras veces, hay quien las cierra deliberadamente.

      Gracias por tu visita y comentario.

      Eliminar
  6. Si encontraras la llave se abriría esa "puerta cerrada"
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se dice pronto, ¿eh?. Gracias a la poesía abrimos y cerramos puertas a nuestro antonjo; ella es la llave de los sueños.
      Gracias, Rafa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Poesía de deliciosa lectura, Fanny, de esa con la que uno se deja llevar a paraísos perdidos casi sin darse cuenta.

    Un placer leerte. Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Emilio. Me alegro de transportarte a "paraísos perdidos". Hay poemas que abren la puerta del recuerdo y si este es uno de ellos, me doy por satisfecha.
      Gracias por tu comentario y por tus afectuosas palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Si tuviéramos un juego de repuesto a mano, podríamos ir abriendo todas las puertas que se nos cierran a lo largo de nuestra vida. Pero seguro que también lo extraviaríamos o el destino nos cambiaría la cerradura.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, ¡muy bueno que señales "los cambios de cerradura"! Uno puede guardar la llave, pero si ya no es la misma cerradura...En ese caso,¿ de qué sirve hurgar en la cerradura?...Este es el peor de los casos.
      Tengo un poema -de los primeros del blog- en el que señalo ese supuesto.
      Gracias por tu aporte, Josep Mª.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Esa llave que cierra el sendero de "jaras blancas y el monte de sueños" no está perdida...Creo, que esa llave la tiene el destino, que mueve sus misteriosos hilos...A veces nos aleja, nos prueba, nos separa de los seres queridos, quizá porque en la distancia el sentimiento se vislumbra con claridad y nos hace madurar y tomar conciencia del valor de las cosas y de las personas...Mi felicitación por tu profundo y entrañable poema, que nos hace reflexionar en esas llaves, que buscamos y no encontramos...Mi abrazo y mi cariño, Fanny.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus comentarios superan el poema, Mª Jesús; lo amplías, lo matizas, lo pintas de colores alegres y es un placer escucharte a través de tus letras bondadosas.
      Aunque el poema busca la llave para abrir esa puerta cerrada, en realidad el problema es la cerradura y el que está al otro lado de la puerta. Hay gente que se encierra en su agenda y de ahí no sale.

      Gracias por tu comentario y por tu amistad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Con esa llave abrirías todas las puertas. Abrazos, Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Necesitaría una llave maestra; una sencilla no sirve, pero gracias por tu visita y por el elogio.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. No he podido evitar pensar que siempre habrá una puerta cerrada. Siempre mantenemos alguna. Nadie tiene su casa abierta de par en par. Y la tendencia de los tiempos es incluso a cerrar las ventanas. La tendencia es más el aislamiento que lo contrario. Pero el deseo que expresas en el poema es el que tenemos todos alguna vez con alguien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He aquí un comentario realista e interesante. Podríamos conversar largo sobre la tendencia "al aislamiento", a "cerrar no solo puertas sino ventanas", a la falta de implicación en las relaciones interpersonales...
      Lo que no es razonable es cerrar la puerta a la amistad, al amor, a los afectos, como si a uno le sobrara todo el mundo que no entra dentro de las confortables rutinas domésticas de la vida convencional.

      "Siempre habrá una puerta cerrada", dices. Bueno,si te refieres a ese espacio íntimo que todos necesitamos para nuestra individualidad, donde uno se encuentra consigo mismo... estoy de acuerdo.Incluso en una estrecha e íntima relación con la persona amada, suele haber ese rincón cerrado.

      Me ha encantado que tu comentario me haya incitado a esta conversación.

      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  12. Quizás sea el miedo a abrir esa puerta, la cobardía de qué habrá después.
    Precioso.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Bienvenido/a a mi blog, Pececillo!! Gracias por quedarte a hacerme compañía. Estoy deseosa de conocer lo que escribes, así que me pasaré luego.
      Tu comentario es interesante; existe la posibilidad del miedo al después. El miedo es una llave que cierra puertas, tienes razón. Me ha gustado mucho este apunte. Muchas gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Precioso poema. La llave es un instrumento que se usa para abrir y cerrar las cerraduras. Dichoso aquel tenga la llave de la puerta del amor En el amor una llave viene a ser un instrumento que se usa no sólo para abrir y cerrar el corazón y protegerlo de accesos y situaciones no deseados, sino también para ser correspondido por el ser amado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonito comentario, José. Tienes razón en que la llave sirve también para cerrar el corazón para protegerlo de amores "tóxicos"; esa sería la llave de la razón, la que tanto cuesta utilizar en cuestiones sentimentales.
      Gracias por tu visita y por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Maravilloso recorrido por las posibilidades y con tan bellas palabras que emociona leerlo aunque para mí el amor sea solo un recuerdo que guardo en el olvido.

    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy bueno eso de "guardar en el olvido" ! Una frase de gran significado.A veces, el olvido es una carpeta donde archivar el pasado y cerrarla con llave.

      Gracias por tu comentario, Franziska. Me alegra contar contigo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Hola Fanny... Que sobriedad, que delicadeza, yo creo que la llave que abre la puerta la lleva uno dentro de si mismo... no crees...
    Es una llave maestra que se llama querer...
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendré que registrarme a ver si encuentro esa llave que dices "se lleva dentro de uno mismo". Bueno, puede ser, pero como decía alguien en un comentario, hay que tener en cuenta la cerradura, pues si nos la cambian, de poco vale la llave, a menos que sea maestra.
      Eres optimista, Llorenç; eso te abrirá puertas, pues el optimismo es una excelente llave para abrir puertas, pero las del corazón... no sé, no sé.

      Gracias por tu visita y por el sentido positivo de tus comentarios.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Hola Fanny! precioso poema. Es la llave que todos quisiéramos tener par abrir el corazón de quien tanto amamos.
    Muchos besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de encontrarte, Gumer. Gracias por tu comentario. Seguro que a ti se te abren las puertas sin que necesites llave.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Maravilloso Fanny, un poema de deseos muy románticos, con unas imágenes preciosas y elegantes en tu bello versar. Poeticamente hermoso me ha parecido y me ha encantado.
    Un placer y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amiga Elda, me encanta encontrarte porque en tu comentario me llega tu sonrisa, tu sensibilidad poética y tu amistad. Todo un gran regalo que aprecio mucho.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. A veces la puerta se abre sola y nos encontramos cara cara con la nostalgia y otras, nos gustaría abrirla sin necesidad de llaves. De todas formas intenta llamar con una sonrisa, a lo mejor alguien, casi a tu lado, está esperando como una llave mágica.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario que alegra por su optimismo, como el canto de una alondra. Gracias por tu compañía.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Respuestas
    1. ¡Amén! Gracias por expresar tanto con una sola expresión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Buenas noches Fanny...es casualidad pero hace unos años escribi un sobre que aun conservo con el nombre del destinatario ...y le decia ...no rasgues el sobre dentro esta la llave....y le acompañaba un poema...la llave quedo dentro del sobre y el destinatario jamas la recojio...
    si te parece muy largo no lo saques..
    besos para ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia romántica la de tu llave, y que conserves el sobre la hace aún más melancólica. Ya ves como las llaves perdidas, las que se buscan o las que no se recogieron, provocan sentimientos que inspiran poemas.
      Gracias por tu visita y comentario. Y no te reprimas al comentar; la extensión no es problema alguno.

      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Bellisimo poema lleno de romanticismo. Bendita llave.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y comentario, Musa. Más tarde me pasaré a ver cómo es tu llave y si abre o cierra.

      Un abrazo.

      Eliminar
  22. A veces la llave aparece cuando el deseo no es vehemente.
    Los destinos del amor son extremadamente caprichosos y es mejor dejar que ellos mismos muestren voluntariamente su llave cunado el tiempo sea el idóneo.
    Bello poema Fanny como todo lo que haces.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta tu comentario, paciente y esperanzadora forma de llegar al amor, pero, a veces, el amor llega encerrado en un bello cofre difícil de abrir, o se abre un momento para dejarse ver y vuelve a cerrarse; sí, es mágico el amor, y esconde la llave sin que uno se dé cuenta.

      Gracias por tu visita, amigo del bosque.

      Un abrazo.

      Eliminar
  23. buenos dias desde clase...gracias por tus cariñosas palabras aqui y en mi blog poetico....y si... guardo esa llave y con la esperanza de que abra esa cerrada puerta que entre el sol a raudales...
    besos para ti Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por volver a pasarte por aquí, Marina. Me alegro de que tengas la llave de la esperanza. ¡Suerte!
      Buen fin de semana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Tal vez haya llaves que deberíamos guardar como oro en paño... y dejarlas ir a su libre albedrío, hasta que de regreso, ellas solas nos muestren qué sendero abrir.

    besos, fanny.

    Y gracias, eres un solete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero ya sabes que las llaves son lo primero que se extravía.Uno juguetea con ellas en las manos y, sin darse cuenta no sabe dónde han ido a parar.

      Gracias por tu visita y comentario.

      Buen fin de semana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. A veces no encontramos la llave que nos conduzca a la esperanza, sin embargo que difícil se nos hace seguir buscándola.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acabo de darme cuenta de que no te respondí. Disculpa mi despiste.
      Sabiendo que toda puerta, por su naturaleza, puede abrirse, deberíamos seguir buscándola.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  26. Muy poéticos tus versos, Farina.
    Para el amor y la amistad solo existe una llave única, exclusiva por su diseño funcional y su forma humana. =)
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cada corazón tiene su llave? Será eso. Y, a veces, uno puede equivocarse de puerta.
      Gracias por tu visita, Yessy.
      Que pases una buena tarde de domingo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  27. No debería espaciar tanto mis visitas... O sí, bien pensado, porque llevo café y medio disfrutando, así que espero encontrar siempre el camino de regreso...

    Gran abrazo.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tardas, te añoro.Y si esperando tomo dos cafés seguidos, tengo insomnio por la noche. ¿Y tú duermes tan felizmente? Yo tomo el primer café (solo) de la mañana en un bar que lo hacen muy bueno, mientras leo el diario.Este es el auténtico café-café. Después de comer, lo tomo descafeinado, consciente de que no es lo mismo, pero así duermo bien.

      Buenas noches, Mario.

      Un abrazo con sabor a café.

      Eliminar