jueves, 26 de junio de 2014

¡Llévame en tu barco!



Navegando por el mar
esto dijo el marinero:
“Yo no digo mi canción
sino a quien conmigo va”.*
             ***

                                                       Si los pájaros y peces embelesan con tu canto...
                                                  Si al oírte el mar se calma y amaína el temporal...
                                                 ¡Llévame en tu barco, marinero, a navegar!
 
                                                 ¡¡ Embárcame en tu nave, marinero!!
                                                 Que muero por conocer
                                                 el secreto de esos versos
                                                 que solo quieres cantar
                                                 a quienes contigo van.

                                                 ¡Llévame en tu barco, marinero!
                                                 ¡Que por oír tu canción... yo muero!
 
 
*Del romance del Conde Arnaldos"

Foto de Internet
Palabra 26: BARCO
Iniciativa Sindel









 

64 comentarios:

  1. Bonito romance.
    Realmente a los marineros se los tenemos como buenas personas. Fuertes y valientes porque aguantan tormentas muy bravas.
    Bonito poema un barco a toda vela precioso.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustan las canciones marineras, y quisiera que el marinero que navega en este barco me cantara su canción en alta mar.

      Gracias, Isa.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. E naufragado en tu playa keriendo llegar

      Eliminar
    3. De mi playa zarpan barcos,
      cada cual con su cantar.
      ¡Ay náufrago que te lamentas,
      si te pudiera embarcar!...

      Eliminar
  2. Unos versos muy bellos. Yo me uno a la causa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si dejarían embarcar a un oso polar, aunque sería fantástico.

      Gracias por tu visita y comentario.

      Un abrazo

      Eliminar
    2. Hay animales muy humanos y humanos muy animales.
      Yo te embarcaría con una piscina de nieve incluída.

      Eliminar
    3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    4. Perdón por la molestia y gracias por el mensaje y la acogida.
      Gracias Fanny.

      Eliminar
    5. No es molestia ninguna. Esto de que no se pueda corregir, obliga a eliminar el mensaje, pero no molesta.

      Eliminar
  3. Preciosa barcaza para recreo ...esto me recuerda las bellisimas Habaneras de Calella...son una maravilla...quien pudiera ir por Palafrugell para disfrutar de esa tierra marinera y sus lindas habaneras.
    Fanny y para ti recordandote un gran abrazo.
    buenas noches
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas noches, Marina. ¡Qué buenos recuerdos te ha traído mi poema!. Me alegro.

      Gracias por tu comentario siempre tan amable.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. El Romance de El Conde Arnaldos, siempre me gustó mucho, sobre todo esa enigmática frase.
      Partiendo de ese enigma compuse este poema hace algún tiempo, en alusión al silencio de una persona.

      Gracias por tu comentario. Es verdad que hay poemas que siguen inspirando otros nuevos.

      Eliminar
  5. Que hermosura de navío! Quien no quisiera viajar con un valiente marinero, que con sus canticos nos defienda de terribles vendavales. Yo también quiero ir!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero es un marinero muy hermético; niega su canción a quienes no navegan con él. No sé si me embarcará o me dejará en tierra como le pasó al Conde Arnaldos..

      Gracias, Yessy.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Así es la poesía, se embarca, se embarca y casi navega sola¡¡
    Un beso¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bonita idea! Con la poesía se navega sin importar el destino.

      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. "...Llévame en tu barca..."
    Muy lindo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rafa.
      Navegar bien acompañados, es lo que uno desea. ¡Y luego, el mar como testigo!

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Un barco lleno de versos, yo también quiero navegar en él.
    Hermoso aporte Fanny! Muchas gracias!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algo así como este gran barco, que construiste con tu iniciativa, en el que navegamos cantando poemas.

      Gracias, Sindel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Qué bonito, Fanny!!! Confieso que no lo conocía.
    Gracias por compartirlo.
    Cariños…

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando leemos a los otros, aprendemos; me pasa a mí y a ti y a todos; por eso es bueno navegar en compañía.

      Gracias, Oriana.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. ¡me encantó ! ¿puedo ir en tu barco ?...aunque más no sea un ratito.
    Besos del alma.
    ¡Buen reposo !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zarpa el barco en tu orilla para que me acompañes y unamos las voces en un único cantar.
      Gracias, Mª Carmen.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Zarpa después de que subas.
      Quise decir "atraca" el barco en tu orilla.

      Eliminar
  11. Y mira que larga es su extensión, tan bellas sus orillas, hasta para encallar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay un experto timonel que lo dirige con su mágico cantar.

      ¡Mira, Noel, no te voy a dejar embarcar, por tus malos augurios! Y no conocerás la canción.

      Eliminar
  12. Los mejores mejores jamás dependen el barco, sino de quienes los llevan. Buen post.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ... de quien canta la canción; por eso se desea embarcar: para conocer el secreto de ese canto.

      Gracias, Albada.
      Saludos .

      Eliminar
  13. Este es uno de esos cantos de juvenil atracción. El sentir y el reclamo en su sinceridad y inocencia, que tanta belleza crean. El sentir llano... La pureza en el vivir...

    ¿Y quien puede resistirse a esa bella llamada?!!! Difícil...

    Un abrazo muy fuerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero tener más suerte que el Conde Arnaldos. Hay marineros que se resisten, como en el poema de Machado:

      "estaba el jardín en flor/ y el marinero se fue/ por esos mundos de dios"...

      Gracias por tan especial comentario.Se te nota una pincelada poética, que me gusta y agradezco.

      Un abrazo y ¡buen fin de semana!

      Eliminar
  14. Hola Fanny... Yo creí que eras de montaña, pero veo que navegando te manejas muy bien al timón del barco... Te habrá inspirado la historia del Mariner de San Pau de Seguries... Ya me contaras.!!
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Llorenç, soy de montaña (dentro de unas horas voy hacia ella), pero el mar también me inspira, lo que pasa es que lo frecuento menos.

      En S. Pau de Seguriés, conozco unos amigos de Barcelona que pasan allí los fines de semana, pero no al Mariner. Tendré que informarme de esa leyenda.

      Gracias por pasarte por aquí. ¡Buen fin de semana en tu rincón de calma!

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Hola Fanny... No te pierdas la leyenda del Mariner de Sant Pau de Seguries, dejo que te la expliquen tus amigos que seguro la conocen, veras como te encantara. Incluso podrás ver la casa del Mariner de la montaña por amor...
      A mi esta semana me toca Cornudella cerca de Aren en el pirineo de Huesca....
      Buen fin de semana

      Eliminar
  15. Un poema, que es una belleza de canción, que encierra un deseo...Y ese deseo es una realidad, estoy segura de ello...El marinero te acoge en su barco y te canta todos los secretos del mar, porque tu constancia, tu paciencia y tu positividad lo merecen y él sabe valorarte...Mi felicitación por tu homenaje al conde Arnaldos y a todos los soñadores y aventureros. Mi abrazo inmenso y feliz fin de semana, Fanny.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez navegué en ese barco y oí la canción del marinero, pero no descifré del todo su misterio.Su voz sigue resonando en mis oídos cuando contemplo el mar.

      ¡Muy bonito comentario, Mª Jesús! Gracias por ser tan generosa y regalar amistad.

      Que pases un buen fin de semana en tu pueblo. Yo salgo dentro de unas horas a la montaña.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Ese barco del que se habla, si a usted no le importa, quisiera yo llevar algunos delfines volantes para que sirvan de tripulantes en el cielo cuando la mar duerma.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me importa, Nel; me gustarían esos delfines.
      El barco se llenaría de magia con los saltos y "risas" de estos animales.

      Gracias por este fantasioso comentario. ¿Te imaginas?...

      Saludos.

      Eliminar
  17. Hola querida Fanny,sólo vengo a darte las buenas noches .. .con cariño un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuve fuera el fin de semana y hasta hoy no recibo tus buenas noches. Gracias, Marina.

      Un abrazo y ¡buena semana!

      Eliminar
  18. Una belleza de poema a la que ya nos tienes acostumbrados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que aprecies mis poemas, Josep Mª. Muchas gracias por detenerte a dejarme tu sentir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Precioso ese canto marinero que nos conduce al mar, con sus espacios abiertos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Pere. Me alegro de encontrarte y de que te haya gustado el poema.
      El mar es un espacio abierto, símbolo de libertad; sin embargo el marinero es un ser cerrado en su nave, sin querer compartir su mágica canción.

      Gracias por comentar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  20. CUánto ánimo insuflan tus versos...
    Cuánto entusiasmo...

    gracias

    y besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entusiasta deseo de compartir la canción. Pero igual que en el romance original, el final queda en suspense...¿La embarcará en su nave el marinero?...

      Gracias, Casss.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Eigente marinero que solamente canta a quien con él va, al que comulga con su amor al mar, con sus ansias viajeras, con su manera de ser y de vivir. Hermoso poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, Pepe; Un marinero muy exigente, muy encerrado en su nave-mundo, sin querer compartir su canción.

      Gracias por detenerte a comentar.

      Un abrazo

      Eliminar
  22. Una canción marinera que seguramente cantada por aquel marinero es lo más. Siempre las canciones quedan en la mente como algo muy presente, ¿verdad?

    Feliz fin de semana. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan esas canciones, FG. ¡Y qué bien deben sonar cuando se cantan navegando! Esta canción es mágica; calma la tempestad, acuden los peces, los pájaros... ¿Por qué la guarda para él y los suyos solamente?

      ¡Yo también quiero escucharla! Y seguro que tú también.

      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  23. ¡¡¡llévame en tu barco !!!anda que no me haría ilusión dar un paseo en ese barco y que me cantaran una canción
    Buenas noches Fanny que descanses
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si yo tuviera un barco, te invitaría a navegar, Marina. Y te pediría un poema de los tuyos.

      Gracias por pasarte de nuevo por aquí.

      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Gracias querida Fanny ...estoy segura que me llevarias en tu barco...yo me sentiria feliz contigo y si yo te dedicaria un poema con mucho gusto....¡que bonito comentario me dejas!
    Buenas noches y felices ...todo va bien.
    un gran abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina, un paseo en barco siempre sienta bien cuando se está bien acompañado.

      Un brazo

      Eliminar
  25. Ya veo por donde va todo.
    Los hombres son encantados
    por el canto de las sirenas,
    las mujeres, por el canto
    de los marineros
    (¿aquellos que besan y se van
    Dejan una promesa,
    no vuelven nunca más?)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un encantamiento mutuo, o algo así. ¿Cómo resistirse a la magia de una canción ?
      El marinero del poema solo canta a los "suyos", o sea que se pasa de fiel; todo lo contrario de lo que se dice.

      Gracias por tu comentario, Jenofonte; siempre tan inspirado.

      Eliminar
  26. Es un placer convertir mi domingo en este mar tuyo, formar parte de tu tripulación, surcar tus aguas y, como siempre, arribar a buen puerto.

    Gracias, una vez más.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Navegar en el mar de la imaginación es una travesía gratificante, Mario. Encantada de que te haya gustado este paseo en barco.
      Gracias por tu compañía.

      Eliminar