viernes, 25 de noviembre de 2016

Como hojas de arce



                                         A veces creo entreverte
                                         entrando en el bosque
                                         de árboles desnudos
                                         buscando lo perdido
                                         en la hojarasca.

                                         Resuenan, mucho tiempo después
                                         de que el otoño haya pasado,
                                         palabras que, como hojas de arce,
                                         cada vez eran de un púrpura
                                         más intenso y el corazón
                                         todo un bosque encendido.

                                        ¡Oh, viento de otoño!
                                        ¿Por qué las hiciste caer
                                        después de haberlas concedido
                                        su máximo esplendor?

                                        Decidme:
                                        ¿Cómo vivir con la garganta helada
                                         en  un bosque de árboles desnudos?

 
Foto de mi archivo.
Arce en Otoño.

63 comentarios:

  1. Al cobijo de semejante hermosura, quien no quiere vivir?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Noel.Viendo tanta hermosura querríamos que durara siempre, pero todo el paisaje se transforma en poco tiempo.

      Salud.

      Eliminar
  2. Es difícil convivir con ese bosque que dices.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no tan vistosos,son más acogedores los de hoja perenne.
      Gracias, Rafael.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. El otoño actúa igual siempre ya sean árboles, animales o personas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es que, aunque nos olvidemos, somos parte de la Naturaleza y no podemos alterar sus leyes.
      Gracias, Tracy. Un abrazo.

      Eliminar
  4. El otoño, para mí, es un resplandor de amarillos y naranjas. Tu poema habla de otros otoños, así lo percibo yo, como una metáfora de la pérdida...
    Muy bonito, Fanny.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otoño de la Naturaleza y el de cada uno; de las cosas que amamos y caducan.
      Gracias por tu sentir, Mirella.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Los árboles se desnudan para estrenar nuevos atuendos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una visión positiva de todos los otoños. Para vestirse de nuevo, primero hay que desnudarse. ¡Buena reflexión, Ester!
      Gracias por tu aporte otoñal.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Es la magia de la desnudez invernal. Esos colores que ofrecen las hojas previamente, nos llevan a paraísos donde todo es posible. Como un renacer cíclico y veraz.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buen pronóstico, Albada! La esperanza del renacer de la ilusión.
      Gracias por opinar.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Siempre es triste comprobar como se van desnudando de hojas los árboles, pero nos queda la certeza de saber, que las ramas siguen ofreciendo su desnudez a los pájaros para que monten sus nidos.
    El otoño no es triste, somos nosotros los que lo hacemos.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El otoño es bellísimo, pero efímero. Es la estación que más me gusta.
      Gracias, Juan.Me alegro de poder contar con tu opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Es difícil recuperar lo perdido, con el tiempo las heridas de esas hojas caídas curarán y otras trataran de ocupar su lugar.
    Preciosa la imagen y el poema.
    Un abrazo Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alejandro. Gracias por dejarme tu sentir.El otoño se presta a la interpretación metafórica; la constatación de que hasta lo más bello es efímero. Nos dejamos seducir por los colores y, en poco tiempo, trasmutan siguiendo la ley natural a la que estamos sujetos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Bellísimos versos escritos con el alma.
    para ti mi amiga Fanny mi abrazo.
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina, siempre de alentadoras palabras, gracias por tu amistad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Fanny, qué placer volver a tu espacio y sentir en tus poemas la unidad de la naturaleza y el sentimiento de la nostalgia, que perdura siempre en el alma...El otoño late en tus letras y nos invita a recordar lo vivido con matices dorados y rojizos.
    Te agradezco tus palabras de aliento y te dejo mi abrazo y mi cariño, amiga.
    Feliz fin de semana, Fanny.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Por fin, este reencuentro contigo, amiga Mª Jesús! Te echaba de menos y viste que muchas otras personas también; porque tú llenas este espacio de fraternidad,con tus comentarios positivos, poniendo en primer término a la persona y después al autor de estos sencillos poemas.

      Gracias por tu regreso.
      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  11. Que bonito te quedó con esa mezcla de un sentimiento en el recuerdo y la naturaleza del otoño, donde igualmente se queda desnudo de hojas, como se queda el corazón cuando el amor se ha perdido entre la hojarasca del tiempo.
    Precioso Fanny, y me encanta sobre todo lo primera estrofa.
    Un gusto pasar por tus letras.
    Un abrazo .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elda.Como tú dices en una entrada de tu blog, fabulamos. Y nada mejor que el otoño para evocar , en un "popurrí poético", los momentos llenos de belleza que pasaron inexorablemente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Se puede vivir leyendo poemas como este.
    Alimentan el alma.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es así,no puedo negarme a continuar con mis divagaciones poéticas.
      Gracias, Toro.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Quiero más comida para el alma.
      A ver si espabilamos eh...

      :P

      Eliminar
    3. Quiero espabilarme, sí, pero "la vida es sueño" y, a veces, las palabras del alma duermen días enteros.
      Pero te aseguro que me has despertado. Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Hermosos y metafóricos versos, Fanny. Para mí la palabra es esencial, creo que tampoco podría vivir en ese bosque de árboles desnudos con la garganta seca...

    ¡Un gran abrazo y feliz tarde de sábado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también defiendo la palabra y, sobre todo, la palabra con voz.
      Gracias por dejarme tu sentir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Difíl vivir en ese bosque... pero la primavera hará el milagro.
    Precioso poema, Fanny.
    Un beso grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre queda la esperanza de una nueva primavera y de un nuevo otoño donde las palabras recobren elrojo púrpura.
      Gracias, Lucía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Respuestas
    1. Gracias, Pedro.El otoño me resulta muy inspirador.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Llega el otoño y el alma lo percibe, es inevitable. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Franziska. Me alegra poder contar contigo en cualquier estación del año.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Respuestas
    1. El otoño es para mí la estación más sugerente. Nos muestra la Naturaleza en una gama de colores espléndidos, al tiempo que su fragilidad.
      Gracias, Musa. Un abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Fanny.. Precioso, y nostálgico, pero es cuestión de tiempo, los arboles volverán a florecer, y las palabras volverán a susurrar nuestros oídos..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como la vida misma, Llorenç. Pérdidas y ganancias se suceden.El otoño engendra sueños y despertares. Disfrutemos de lo bueno que tenemos antes de que se marchite.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Respuestas
    1. Gracias, Amalia.Me alegro de que sigamos comunicándonos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Muy bonito, Fanny.
    El otoño es muy sugerente, igual que el escenario de tus palabras.
    Llegará la primavera, sí, pero mientras disfrutemos del ocre del otoño, de los tonos del arce, de lo sugerente de los árboles desnudos y de cómo nos trae esas imágenes entre recuerdos y ensoñaciones.
    Me gustó.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Nélida. Me gusta tu comentario; en él percibo que te gusta el otoño y el simbolismo que le damos.Nos llena los ojos de belleza,pero es frágil, como el amor.
      Gracias por dejarme tu sentir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Tu poema brilla con el mismo esplendor que esas hojas de arce. ¡Que bello es el otoño y qué de momentos mágicos nos regala para inspirarnos en ellos!.Ese amor perdido,ese buscar su recuerdo entre la hojarasca,todo, todo aflora en esta estación sublime.

    Siento mucho que no pudieras dejarme un comentario en el blog,no eres la única a la que le ha pasado pero no entiendo a qué puede deberse porque otros sí que comentan sin problemas.De todas formas leí tu comentario en GOOGLE. Gracias Fanny.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de volver a contar contigo, Joaquín, y de haber encontrado la forma de leer tus poemas y dejarte mi sentir. Volveré a intentar hacerlo a través de tu blog y si no,de la otra forma.
      Gracias, Joaquin. Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  22. Si la garganta canta los versos que le dicta el alma, los árboles florecen hasta en pleno invierno.


    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra encontrarte. Gracias.A ver si resistimos el invierno.

      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Hola Fanny: las palabras resuenan siempre, sólo a veces los sentimientos logran acallarlas.
    me gusta mucho el color de los arces en otoño, en mi tierra conocidos como "astigarros".ç
    Gracias por tus visitas en este periodo de silencio, ya ves que tengo el blog abandonado, pero no os olvido. He empezado algun escrito nuevo en otra pagina, aunque no se a que ritmo:
    https://izaratiegui.blogspot.com.es/
    Un abrazo Fanny.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Iñaki, ¡al fin te dejas sentir! Me causa alegría recuperarte y poder leer de nuevo tus escritos.Me pasaré por esta otra página que me indicas para seguir disfrutando de tus escritos. Como ya dices que no sabes la frecuencia con la que publicarás, ya no será motivo de inquietud la espera.

      Un abrazo.

      Eliminar
  24. En la hojarasca se mezcla mi alma, mirando hacia ti entreveo árboles desnudos cantando tu poema
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que estés tan inspirado, Andrés. Tus comentarios son siempre muy poéticos. Gracias por dejarte sentir tan cerca.
      Un abrazo.

      Eliminar
  25. Me encanta la esa imagen y esa luz en tus versos de hoja caduca propios en esta época del año.
    Te seguiré atentamente.
    un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Bienvenida a mi blog! Gracias por dejarme tu sentir. Siento curiosidad por leer algo tuyo pues por tu Nick creo que amas la poesía y eso ya es motivo para comunicarme contigo.
      Un afectuoso saludo.

      Eliminar
  26. Del otoño como de la nostalgia se vuelve a resurgir pasado el invierno.
    Gracias por tu comentario en mi blog.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido, José Manuel! Mientras haya esperanza de nuevas primaveras, siempre se resurge, aunque de forma diferente.

      Gracias por dejarme tu sentir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  27. Por favor, qué maravilla de poema. Me encanta encontrar a Delibes y García Márquez sembrados entre el follaje de tu bosque, sobrevolando las copas de tus árboles, lamiendo la desnudez de la naturaleza abierta y receptiva, anclados en una garganta muda, en el festival otoñal de tu lírica. Gran abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mis versos te estaban echando de menos;llegas y es como si los árboles desnudos recobraran sus hojas y cambiara el paisaje.Buscas entre la hojarasca y encuentras el valor de las palabras, las emociones con las que se escribieron, evocaciones literarias que nos alimentaron hace tiempo y me regalas tu sentir generoso y bello.
      Gracias, Mario.Siempre te espero.
      Un abrazo.

      Eliminar
  28. Es tan bonito como lo poetizas que de veras se apena una por esa desnudez impuesta, a pesar de saberla cíclica para luego lucir otros vestidos...;)
    Me ha encantado.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por volver a interesarte por mi blog y por brotar hojas en los árboles desnudos con tus palabras.
      Un abrazo.

      Eliminar
  29. Bellisimos versos al otoño...el otoño y la primavera dan vida a la que muere...
    besos Fanny
    bonito blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecida de contar con tu opinión.
      Un abrazo.

      Eliminar
  30. Buenos días Fanny, muchas gracias por tus huellas en Palabras sueltas.
    Un precioso y sensible blog al que también me uno con tú permiso.
    El otoño es mí estación favorita, las tonalidades doradas y ocres forman una desoladora visión y que a la misma vez se convierte en un precioso paisaje, igual que tu bello poema.
    Felices Fiestas.

    ResponderEliminar
  31. Feliz Navidad. Mis mejores deseos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdón por no haber respondido. Me fui de viaje y estuve días sin entrar en el blog.
      Un abrazo.

      Eliminar