martes, 8 de mayo de 2018

La fuente




                                                 La fuente esparce
                                                 el eco de su música
                                                 por el bosque y así delata
                                                  su humilde presencia entre
                                                  piedras, musgos y helechos.

                                                   Conozco la cadencia de su acento,
                                                   me habla a su manera
                                                    y toda mi soledad se entrega
                                                    a su dulce fluir, a su frescor.

                                                    Nunca lograré cantar en mis versos
                                                     esta belleza inaprehensible,
                                                     mas siempre habrá un hueco
                                                     en mis manos para el agua.
 
 
Foto de Internet

 

37 comentarios:

  1. Surcos en los surcos de las manos

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin surcos, el agua se estancaría y a mí me gusta que fluya.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es un agua diferente, y no sé explicar los motivos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son las náyades que le dan magia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Amamos la Naturaleza, Lola, y escribimos para transmitir lo que nos aporta, como tú haces en tu preciosa biosfera.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Delicado poema, como el agua.
    Un abrazo Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Alejandro. El agua siempre está presente en mis versos.
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Quizá no sepamos versar (tu si) el rumor del agua, es probable que no sepamos tararearlo, y no todos sabemos escucharlo como lo haces tu. Saltibrincos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo el que esté en contacto con la Naturaleza, ama las fuentes, aunque no escriba sobre ellas.
      Gracias, Ester.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Bonito! Donde hay agua, hay vida, hay belleza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un elemento vital, que deberíamos valorar más. Gracias, Pedro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola Fanny.. Precioso poema limpio y cristalino como el agua que se nos va de entre las manos.. Dicen que el agua que fluye de entre las manos es única, porque nunca volveremos a tocar la misma.. gocemos de ella.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás muy filosófico, además de poético. Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Es que es el agua la que hace poesía con su rumor fresco y el bello rimar de sus gotas en la yerba.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene tu comentario un acento poético que me gusta mucho, Juan. Gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Bellos tus versos y la imagen es hermosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida, Mucha! Gracias por tus palabras. Espero que no sea la última visita tuya. Será un placer contar contigo.

      Saludos.

      Eliminar
    2. comienza tu tambien a sacar tus propias fotos Te encantará abrazos

      Eliminar
    3. Recomenzar, tengo fotos de la Naturaleza, tomadas en mi caminar por la montaña, pero las tengo tan desordenadas que me es más cómodo tomarlas de Internet.
      No obstante, estoy pensando abrir una nueva etiqueta para publicar las fotos sugerentes donde la imaginación puede jugar. A ver si me decido.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Conozco una fuente muy parecida a la de tu foto en un monte de mi sierra caravaqueña. También es cantarina. Pero yo no sé interpretar ni definir sus palabras del modo que tú lo haces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada uno interpreta la voz de la fuente de forma distinta pero, en todo caso, se deja seducir por ella.
      Gracias, Diego.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Cuando joven peregriné por algunos lugares. En uno de ellos había una casa de adobe de una familia campesina donde solicitamos agua. Nos prestaron un vaso a cada uno y nos indicaron la fuente. Entre las raíces de los arboles brotaba el agua casi como un milagro, transparente y fresca.
    Tu poema hizo brotar este recuerdo casi olvidado. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta que guardes el recuerdo de esa fuente que describes con realismo.Esas son las fuentes que yo amo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Precioso canto a ese riachuelo cantarín, de disfrute efímero, que nos deja el aliento de las manos con un tacto de frío despertar. Es la primavera teñida de canto acuático

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El agua siempre me atrae, pero más que las grandes superficies, me atraen las pequeñas fuentes en lugares recónditos.
      Gracias, Albada. Un abrazo.

      Eliminar
  13. La segunda estrofa es una delicia sin desmerecer al resto.

    Saludos, Fanny.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro; es la estrofa más intimista, en la que concentro la emoción. La primera es descriptiva y, por eso, más fría emocionalmente.
      Gracias, Verónica.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Después de un invierno tan largo, ansío paseos por el monte y el cantar de las fuentes serranas; y al beber de ellas, recordaré la música de tu poema, Fanny. :)
    Un beso y una sonrisa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartimos el amor por la Naturaleza, Framboise y eso crea una especial amistad.
      Un abrazo sonriente.

      Eliminar
  15. Fanny, el cadencioso fluir de la fuente nos refresca el alma, nos eleva y nos hace sentir vivos y yo diría eternos...La soledad se diluye con su voz mágica y espiritual...Me encanta cómo profundizas en ello.
    Mi abrazo y mi cariño, amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También tú eres amiga de las fuentes y entiendes el cantar que penetra en el alma y nos procura paz.
      Gracias, amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Las fuentes tienen voz musical propia. Su lenguaje es muy bello, pero imposible de aprender e imitar.

    Un abrazo, Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me basta con escucharla, tocarla y beber en el hueco de mis manos.
      Gracias, Luis Antonio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Me pasaría horas viendo correr el agua de una fuente,de un río,de un manantial.Existen pocos espectáculos tan relajantes,tan bellos.Preciosa entrada.

    ResponderEliminar