sábado, 31 de octubre de 2015

Aún

                                                                                                                                                                    Foto de mi archivo
                                 Aún eres dulcemente en mí
                                 y acuno con mi canto
                                 la orfandad que me otorgas.

                                 Te apartas
                                 porque sabes que el corazón es temible
                                 en la ternura
                                 y tu opacidad la única mordaza.

51 comentarios:

  1. Sublimes versos para pensar y ver con claridad
    pero de sublime amor.
    un abrazo para ti Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre me regalas afectuosos comentarios. Gracias, Marina.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. ¡¡ Bienvenido a mi blog, Jorge !! Gracias por detenerte a dejar tu opinión.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Ha veces no todos están preparados para entregarse al cien por cien y sentir que hay algo más que puede llenar su vida de otro sentimiento.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez no haya que esperar nada; tan solo saborear la dulzura que queda en el recuerdo.

      Gracias, Ilesin.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Aun escucho tus palabras desde la melodía de tus susurros.

    Un beso dulce de seda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María, por recibir el susurro que escapa de los versos.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Invita a cerrar los ojos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Permanece así, disfrutando de los buenos recuerdos.
      Gracias por tu compañía.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Parece que el tiempo del calendario ensombrece tus versos, Fany.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es el calendario, Pedro. Cualquier día, cualquier mes, puede ser día de difuntos. ¡Tantas cosas se nos mueren a diario!...
      Gracias, amigo. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Sensacionales versos. Muy duros, muy bellos, concentrando amor y rechazo en poéticas y exactas palabras.

    Un abrazo grande :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Volarela, palpita en tu comentario tu vena poética. Gracias por dejarme tu sentir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Dentro de esa triste amargura, amor desprende el poema, aliñado con dureza, y con tanta dulzura.
    Sencillamente hermoso.

    Besos Fanny.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dulce y lo amargo son sabores que sazonan la vida , y mejor esto a que sea insípida.
      Gracias por tu sentir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Podríamos decir que, el corazón tiene razones que la mente no entiende, pero es así...La lejanía y la opacidad no le restan sentimiento y, como bien dices, aún sigue estando dulcemente y acunando la tristeza y el consuelo...
    Mi felicitación y mi abrazo de luz, Fanny.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mª Jesús. Recibo con interés tu comentario y la amistad que me trasmite.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. La ternura en algunas ocasiones, como el mismo amor, son disfraces de otra cosa. Siempre es conveniente una cierta o una mucha opacidad si queremos sobrevivir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy pesimista te percibo, Peletero! Prefiero la transparencia a la opacidad, aunque vivimos en una sociedad bastante opaca; ¡ y así nos va!
      Gracias por dejarme tu sentir.

      Un saludo transparente.

      Eliminar
    2. Esto no tiene nada que ver con el pesimismo, en absoluto.

      Eliminar
  11. Hola Fanny... Puede ser que la ausencia sea dulce, cuando uno presiente que el corazon no es controlable... quizás es mejor quedarse con la ternura del recuerdo, la dulzura de un pudo haber sido, pero no fue...
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es. Retener los momentos dulces y saborearlos dejando que, como un terrón de azúcar, se disuelva lentamente.
      Gracias por tu amistad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Una de cal y otra de arena, quizá es más dulce el sabor del recuerdo.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como todo en la vida, Musa, pero hay que poner, cada día, un poquito de azúcar al recuerdo.
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Esa opacidad me resulta muy familiar.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que vivimos en una sociedad opaca y algunos nos esforzamos por crear espacios transparentes.

      Un abrazo transparente para ti, Toro Salvaje.

      Eliminar
  14. Cuando lo que es ya no es lo que era siempre nos queda el recuerdo.

    Pero mantener lo que bueno fue en la memoria no debe apartarnos de las nuevas realidades.

    A veces se es opaco porque no se saben abrir ventanas de luz. A veces porque esta en la forma de ser.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Guille. Buenas reflexiones.Los recuerdos representan el pasado y no deben frustar nuevas realidades.
      Sobre las personas opacas hay mucho que decir. La opacidad es un muro de silencio que se interpone entre las personas y sella los labios, enmudeciéndonos.

      Gracias por dejarme tu sentir.
      Saludos.

      Eliminar
  15. Me encantó ese primer verso que dice tanto tan bellamente...No obstante nuca hay que poner barreras al corazón, ¿o sí?

    Abrazos Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que no se deben poner barreras al corazón ni al recuerdo, pero ¡estamos tan sujetos a pautas y modelos, que asfixiamos los sentimientos!.

      ¡Ponle azúcar a tu vida, y disfruta de su dulzura!

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Quiero creer que el tiempo dejará la pátina de madurez para un revivir de pasiones pospuestas.
    Como el piano, que espera silencioso, ver renacer la presión de unos dedos por la infinita cadena de sus notas

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poético comentario, amiga. Si hay algo evocador de sentimientos, es la música, por eso elegí la foto del piano de la casa de una amiga.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. El amor, igual que la libertad, a veces nos amedrantan...Así somos de contradictorios....

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contradictorios en eso y en tantas otras cosas...Pero tenerle al amor es porque aún está secuestrado por prejuicios y convencionalismos sociales.

      Gracias por opinar. Es algo necesario para que un blog siga vivo.

      Saludos.

      Eliminar
  18. Me encanta Fanny. un poema con cierta melodía que apatece releerlo varias veces. Muy cadencial!
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de encontrarte, Gumer, y de que este poema te suene a melodía, algo que me gusta mucho.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Respuestas
    1. Me alegro de que volvamos a encontrarnos. Gracias por tu compañía.

      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Excelentes versos, dicen tanto. Tu mejor arma: la Ternura.
    Un gusto visitarte querida Fanny.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ceciely. Sí, la ternura es lo que siempre me salva y me vincula a los demás.

      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Es un poema hermoso.
    Te dejo un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alentadoras palabras. Gracias, Amalia.
      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Nunca padeceré de orfandad mientras tus letras me acunen. Aunque lo hagan de manera intemporal, entre estaciones, desde el andén del apego y desde la barrera del espacio.

    Gracias por escribir. Por escribir así, sobre todo.

    Abrazo.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Acunándome en tus palabras,gracias por comentar.Por comentar así sobre todo, alimentando sentimientos positivos de amistad frente a los de orfandad.
      Eres especial, Mario: un regalo, una nota en mi canción.

      Un abrazo.

      Eliminar
  23. Es hermoso guardar la dulzura de un amor y sobre todo cuando se ha vivido en toda su intensidad. Hoy el poema es como si lo tararearas con la melodía del piano.
    Un abrazo afectuoso

    ResponderEliminar
  24. Sí, es una música que suena dentro de mí y, a veces, le pongo letra.
    Gracias, amiga alondra, por volar hasta aquí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  25. Esa orfandad se desvanecerá y tan solo quedará el recuerdo de una dulzura así...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carrousel. La música suaviza los recuerdos.
      Un abrazo.

      Eliminar