viernes, 25 de septiembre de 2015

Tanka XXXVIII

                                                                                                                                                           Foto tomada de Internet

                         Tú te alejabas...
                         Agitando las manos
                         nos despedimos
                         y las rosas cortadas
                         me cayeron al agua.

44 comentarios:

  1. Bellissima, ma triste l'immagine della rosa caduta nell'acqua.
    Ti auguro un buon fine settimana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser que las olas la devuelvan a la playa.
      Gracias por tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  2. Las despedidas suelen tristes, pero siempre nos queda el recuerdo de los instantes vividos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ilesin, agradecida de tu paso por aquí.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. ¡Que lindo poema! Seguro que en vuestras manos quedó prendido el perfume de esas rosas.

    Un abrazo Fanny.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, claro, todo lo vivido deja un aroma que alimenta la poesía.
      Gracias por tu sentir.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Siempre los bordas, los tankas, este y esas manos levantadas es una despedida menos triste que con los brazos vencidos. Abrazuco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buena observación sobre el gesto de despedida, Ester.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. El "me", concreta, personaliza; pero omití el "se" reflexivo para ceñir el verso a la métrica de 7 sílabas que es lo preceptivo.
      Gracias por tu observación; me indica que lo leíste detenidamente con mirada de buen profe.

      Salud.

      Eliminar
  6. Que lindo poema. No me gustan los adios y menos cuando caen las rosas al agua.
    Un besote Fanny

    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isa Iss. Me gusta contar contigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. Hola, Sindel. Encantada y agradecida de que no te olvides de mi blog.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. En ese momento, solo existía ese Amor que se alejaba.
    Fue una pena lo de las rosas, creo las recuperarías.

    manolo
    .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mar devuelve todo, pero no se sabe cuándo.
      Gracias por tu visita y comentario, Manolo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. La rosa dejó el aroma del amor.. bonita melancolía, Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Hanna. Gracias. El amor siempre deja aromas que alimenta el recuerdo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Quizás el recuerdo de un amor...abrazos Fanny y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando uno escribe echa a volar la fantasía; a veces se mezcla con lo vivido y otras es pura ficción literaria, aunque procuro que sea verosímil.
      Gracias, amiga. Un abrazo.

      Eliminar
  11. Como prenda o como vestigio de un amor en retirada, esas flores quedaban atestiguando unas sensaciones.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre hay objetos testigos de una relación amorosa o amistosa, que se convierten en símbolo.
      Gracias por tu regreso, Albada. Me gusta contar contigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Hola Fanny.. De nuevo por aquí disfrutando de tus poemas..
    Preciosa flor, siempre habrá rosas que te regalen...
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el agua o en las manos, las flores son siempre efímeras. Hay que contar con ello.
      Gracias, Llorenç. Tengo pendiente pasarme por tu blog para disfrutar de tu sorna literaria.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Las rosas como la metáfora de algo hermoso que acaba de ser abandonado a su suerte. Muy acertado. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un comentario que alcanza el centro de la diana. Celebro tu agudeza, Franziska.
      Gracias, amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Hola Fanny .... Lo primero darte las gracias por tus cariñosos comentarios que has dejado estos días en mi blog .
    Lo segundo decirte , que el poema es precioso al igual que la foto , me alegro mucho de volver a pasar por este bello rincón .
    Besos de Flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Flor, por contagiarme tu alegría de vivir y de superar las dificultades. Que sigas con la esperanza que has demostrado hasta ahora.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Las manos eligieron y prefirieron despedirlo dejando caer las rosas y con ellas algo más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Percibes bien la metáfora de las rosas; en las despedidas se nos va algo más que la persona que se aleja.
      Gracias por tu lectura y comentario.
      Salut.

      Eliminar
  16. Comparto el comentario de FRANCIZKA
    Salut

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miquel. Ya le digo a Franziska que su comentario alcanza el centro de la diana.

      Salut.

      Eliminar
  17. De regreso.
    Retomo el jardín de tus palabras. Lo hago entre la margarita en manos del indeciso y esta rosa que cae al agua pronunciando una despedida.

    Como siempre que regreso, me llenas de versos el reverso de mis labios.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo te adivino en tan solo un número. Ese que me indica la cantidad de comentarios. Solo tú alcanzas esa cifra que me causa asombro y presentimiento. No necesito deshojar la margarita y siempre acierto.
      Gracias por este largo paseo por mi jardín, Mario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Respuestas
    1. Hola, Rafael. Gracias por ser tan asiduo lector.
      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Fanny, cuando alguien se aleja se nos caen las rosas del sentimiento y sentimos el frío del agua en el alma...Te dejo mi felicitación y mi abrazo de luz (y espero que te guste mi caballero otoñal)
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las despedidas son así; se nos alejan muchas cosas. Gracias por tu comentario.
      ¡Ah, aún no conozco a ese "caballero otoñal" ¡Seguro que me gustará!
      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Bueno, no pasa nada. Entiendo que eran de plástico, como el amor.
    Abrazos, siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta tu ironía, Amando. Aunque, a veces tarde, el amor es biodegradable. ¡Lástima!

      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Hay despedidas que nos inutilizan las manos incluso para sujetar la belleza.

    Me gustó.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  22. Curiosamente, has sentido la despedida de un modo muy similar a como yo la he expresado...Las rosas se caen... Flores cayendo asociado al adiós... es algo que me emociona.

    Me gusta mucho el tanka, porque de un modo sintético y visual dices tanto...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  23. La tristeza de la despedida ha quedado embellecida entre tus letras.
    Una lluvia de besos

    ResponderEliminar
  24. Hola Fany, llegué desde casa de nuestro amigo André, de Nereidas. Me gusta mucho tu blog, me quedo si no tienes inconveniente. aquí ando leyéndote.
    Un beso.

    ResponderEliminar