sábado, 5 de septiembre de 2015

Emociones

                                    Lloré por ese cuerpecito
                                    inocente,pulcro,inerte en la orilla
                                    mientras el mar le besaba la frente
                                    en un escalofriante ritual fúnebre.

                                    Lloré por este mundo que naufraga,
                                          Y ¡sálvese quién pueda!,
                                     Y son millones
                                      los que no pueden salvarse,
                                      y naufragan en un mar de indiferencia.

                                     Volví a llorar días después:
                                     Un alud de solidaridad ciudadana
                                     me reconfortaba el alma
                                     con emociones positivas.
 
                                     Ignorando patrias, credos, fronteras,
                                     y leyes prohibidoras,
                                     miles de brazos se abrieron
                                     para acoger a quienes buscan refugio.

                                     No todo está podrido
                                     en las entrañas del mundo.
                                     Nos queda la conciencia ciudadana,
                                     somos capaces de tener empatía
                                     con los que huyen de guerras y miserias.
 
                                     Y esto también me emociona.

 

 

5 septiembre, 2015

36 comentarios:

  1. Mi querida Fanny has realizado un bello y emotivo relato de lo que nos acontece y que dejar una huella de dolor en el alma.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Son tantos los que lloran y naufragan por el mar de la indiferencia, mi querida Fanny.

    Intenso tu poema, y un placer volver a leerte.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto: son muchos los que no han sido noticia, pero en esta está simbolizada todos los náufragos, incluído el mundo egoísta en que vivimos.
      Gracias, María.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Alemania admitirá más refugiados porque necesita más mano de obra barata. Hay elecciones a la vista..el PP admitirá... Ningún país hace nada por resolver el problema sirio que lleva ya.....años. Ya no se habla del Ébola.... ni del hambre y la falta de agua en áfrica... Hasta que emitan una imagen sensacionalista en la TV. ¡Panda de hipócritas! La tierra sólo tiene una solución: el exterminio de la especie humana y a ver si los simios logran otra evolución más exitosa.


    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo dudas sobre el uso y abuso de ciertas imágenes.Por eso no he puesto ninguna.La condena no debe estar en la foto sino en el las raíces del hecho.
      Comparto tus palabras, menos tu pesimismo fulminante.
      Gracias, Luis. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gracias por dejarnos tu sentir, Miquel.
      Un saludo.

      Eliminar
  5. Ese niño me acompañará siempre.
    Que pena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y a muchos otros en todo el mundo; una imagen que debe movilizarnos contra los que levantan muros impidiendo la fraternidad.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Fanny, esa conciencia ciudadana debe alzar su voz...Es necesario que los gobernantes sean conscientes de que la solidaridad hace grande a un pueblo...Los valores humanos son sumamente necesarios para salvar a los refugiados y a todos los pueblos que padecen hambre e injusticias.
    Mi abrazo de luz y bienvenida de nuevo.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente corriente va por delante de los gobiernos en solidaridad y está demostrado que somos una fuerza capaz de conseguir cambios.
      Gracias, amiga.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Todos hemos llorado, pero podemos llorar mas, es ese niño y su hermano y su madre y tantas vidas. ¡Que pena de nosotros que dentro de unos días lo habremos olvidado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ojalá no olvidemos! Cada día hay motivos para recordar y actuar.

      Gracias, Ester.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Me emocionas y suscribo y siento y comparto tus sentimientos
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir sentimientos, Andrés.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Stupendo questo tuo elogio funebre al bimbo riverso sulla spiaggia con quel corpicino abbandonato. Dolorosa e ingiusta questa morte. Dobbiamo tutti fare qualcosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ambra. También en tu país vivís de cerca esta tragedia humana.Unamos nuestras voces y manos solidarias para promover cambios hacia una sociedad más fraternal.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Está en el corazón de la gente lo que es realmente bueno. Lo peor es que han muerto más de 11.000 niños en esa terrible guerra y que el silencio les ha enterrado en el olvido. Han tenido que pasar cinco años para que nos llegaran los ecos de su dolor y de sus muertes. Que paren la guerra, dijo ayer otro niño mayor. Queremos volver a nuestro país.

    Y nadie ha dicho una verdad mayor que esa. Toda nuestra comprensión y afecto para esas personas exiliadas pero, es ineludible, hay que parar esa guerra.

    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nadie abandona su país sin que se produzcan desgarros en su alma.
      Son los señores de la guerra, los que se benefician de ella y por eso la promueven.La Paz les resulta menos rentable.
      Gracias por tu reflexión, Franziska.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. El símbolo del fracaso de la unión europea y de la especie humana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rotundo fracaso del modelo político-social dominante. Una parte de la especie humana, me mantiene la esperanza.
      Salud, Noel.

      Eliminar
  12. Yo tamboen lo lloré ...cuando vi aquel cuerpo tan chiquito boca abajo entre el agua del mar ,fue una impresión como si le arrancan a uno un hijo ...recordé mi hijo pequeño cuando salio de la operación de corazón y lo entraban como muertito los enfermeros ...pero ese niño me parecio como un crimen ...terrible lo que está pasando ...no me alargo mas es una verguenza...
    besos Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Marina, agradezco que expreses tu sentir junto al de todos nosotros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Apreciada amiga, Hoy soy yo quien se rinde ha tu reflexión. Parece mentira que una simple foto levante tanta conciencia dormida, no ha sido ni la primera, ni la única, ni sera la ultima.
    Pero una vez mas la gente sencilla la gente humana, va por delante de las políticos, que no aprenderán nunca la lección...
    Un abrazo Fanny....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto tu opinión, Llorenç: "la gente sencilla va por delante de los políticos". Eso es lo que mantiene la frágil llama de la esperanza.
      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Un mundo de emociones que debe conducir a otro de acciones, Fany.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy bueno! Es absolutamente necesario secar las lágrimas y actuar.
      Gracias por tu mensaje, Pedro.
      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Esto también emociona, esa es la realidad, yo no sé si tendría el valor suficiente para emprender esa búsqueda de un "vivir con dignidad" arriesgando la propia existencia. Y el hecho de encontrarse con el abrazo transparente, con la comprensión del que reconoce el sufrimiento y la desesperanza en los demás, indistintamente de la naturaleza de la legalidad (en estos casos)debe ser maravilloso como medicina de calma y sosiego ante una tierra que amenaza retorno al "no vivir". Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La solidaridad salva la esperanza de que otro mundo es posible. Agradezco y valoro tu comentario, Lumi; un eslabón más de la cadena fraternal.
      Un abrazo

      Eliminar
  16. Emocionantes letras Fanny, decir que se me ha partido el alma es poco. pero no dejo de pensar, que la noticia es sensacionalista. Mueren así tantos niños y mayores, pero no hay cámaras. Todos tenemos responsabilidad en cómo va el mundo. Pero unos tienen mucho más que otros. Infinitamente más
    No puedo entender como nos quedamos en la superficie de los problemas y los intentamos solucionar dando limosnas, que ni muchísimo menos solucionará los problemas ni ahora ni nunca, eso si... deja las conciencias limpias.
    Lo único que ayudaría sería ubicar claramente a los principales responsables, para luchar por que las cosas realmente cambien.
    Perdona guapa, me he pasado, pero estos temas sublevan.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puedes escribir cuanto quieras, pues como dices, "estos temas sublevan". Sabemos que las soluciones de las tragedias humanitarias están en quienes detentan el Poder, pero nadie debería quedar inactivo ante ellas. La sociedad civil debe movilizarse para acoger solidariamente a los que buscan refugio; ante una apremiante necesidad de cosas básicas para aliviar su estado, las ayudas pequeñas, de quien no puede hacer más, no son limosnas despectivas sino solidaridad necesaria.

      Gracias por tu excelente comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Así somos los humanos,capaces de lo mejor y de lo peor.Pero hay algo claro que se ha repetido a lo largo de la historia y es que los pueblos siempre han ido por delante de los gobernantes a la hora de ser solidarios y eso debe hacernos pensar a la vez que hacer que nos sintamos orgullosos del ser humano.

    Que tengas un bello fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He oído decir a gente, que de nada sirven las movilizaciones populares, pero creo, como tú, que gracias a ellas los gobiernos han modificado su actitud, incluso algunas leyes. Hay actos que nos devuelven la confianza en el ser humano, en nosotros mismos.

      Un abrazo, Joaquín.

      Eliminar
  18. Me emociona lo mismo que te emociona. Me oscurece lo mismo que te escuece. Pero no olvido la hipocresía de la generosidad humana. Porque mientras medio mundo se muere de hambre y desesperación, la otra mitad se muere de risa...

    Gracias por hacerme pensar, disfrutar, escribir...

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compartir sentimientos es muy emocionante, Mario.Me emociona la solidaridad y ¡ojalá que no se limite a ser coyuntural! Hipocresía hay en quienes tienen el Poder y son causantes del hambre y desesperación de gran parte del mundo, pero nuestra pequeña aportación de ayuda, es necesaria para cuestionar la pasividad de los organismos internacionales y su sistema económico-social depredador.

      Gracias por escribir en mi blog.Espero que lo hagas también en el tuyo.

      Un abrazo.

      Eliminar