miércoles, 5 de noviembre de 2014

Tanka XXIX

                                                                                   Foto tomada de Internet
 
 
                       ¡Qué tarde aquella!...
                       Con tímido sonrojo
                       me respondió.
                       Y en mitad de la frase
                       se le quebró la voz.
 
 
Compartiendo palabras:
nº 45 : MITAD
Iniciativa Sindel

42 comentarios:

  1. Respuestas
    1. En la voz no solo cuenta lo que se dice sino cómo y, a veces, la emoción tiene un especial acento quebradizo.

      Salud, Noel. Gracias por comentar.

      Eliminar
  2. Preciosa Tanka.¡¡¡que tarde aquella!!! a veces son tardes que jamas se olvidan..Fanny feliz noche con besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Marina. Tardes de estas que no se olvidan , te deseo unas cuantas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Un texto a la mitad ¿verdad? Tenemos una respuesta, no la pregunta, pero lo que tenemos sugiere toda una historia. Una historia con importante componente de nostalgia.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan Carlos, haces una interesante lectura: un texto incompleto, dejando al lector completar el suceso con la sugerencia que se deja en suspense. Es algo muy frecuente en este tipo de poemas y siempre que puedo prefiero sugerir.
      Muchas gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Es que en el amor o se quiebra la voz o se mueven los divanes.
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ O ambas cosas!... ¡Qué ocurrente, André; me hiciste reír !
      Gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Se le quebró la voz en la boca y el latido en el corazón, porque... realmente, ¡Qué tarde aquella!


    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡ Viva la imaginación! Ese "realmente" traslada al presente aquella tarde.

      Gracias, Luis.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. En esa mitad se pudo escuchar el sonido entero de su voz.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que tu imaginación complete el instante. Las cuestiones de amor no se te escapan.

      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. "...Se le quebró la voz..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...y quedó todo dicho.
      Gracias, Rafa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. ¿Dónde quedó la inocencia? cuando la emoción ahogaba las palabras...
    Un saludo afectuoso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en esos casos la inocencia está en esa nota que se quiebra.
      Gracias por volar hasta aquí y dejarme tu mensaje, Alondra.
      También para ti un afectuoso saludo.

      Eliminar
  9. Genial! ya con el sonrojo te imaginas la situación, y con la ultima frase lo rematas para que lo releamos con el nuevo matiz. Qué buena eres!
    Un beso Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, artista. Gracias por tu comentario. Me encanta que te hayas imaginado la situación sin necesidad de contar todo. Sugerir es típico en esta clase de poemas y me alegro de haber conseguido trasmitir un instante con pocas palabras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Qué lindo!!! Me encantan tus tankas Fanny, tienen una ternura increíble!
    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los tuyos también son bonitos. Gracias por tu amistoso comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Jolines..qué tarde aquella. Me imaginé el rubor en las mejillas de una joven. En aquella tarde de primavera en flor.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta comprobar que la imaginación reproduce una situación amorosa que hizo de aquella tarde algo inolvidable.
      Gracias por tu comentario; sitúas el momento en primavera, ¡¡muy bien !!
      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Fanny, sin duda la emoción contenida se refleja en el rostro y nos corta la voz...Son momentos inolvidables, que quedan para siempre en el recuerdo...¡¡Qué momentos aquellos!! Es verdad que la vida no es el tiempo vivido, sino la intensidad de lo vivido...Y ahí nos lo dejas en tu sencillo y emotivo tanka, amiga...Mi felicitación por esta preciosa síntesis, que rebela toda una historia de amor...Mi abrazo siempre.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un hada -y si es manchega más- sabe leer historias invisibles con su poderosa y mágica imaginación. Gracias, Mª Jesús, por lo bonitos que son tus comentarios.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Precioso tanka!
    Se le quebró la voz, pero no hacían falta las palabras.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de encontrarte por aquí. Gracias por venir y detenerte a comentar. Tienes razón cuando al hablar se quiebra la voz, ya no hace falta terminar la frase.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Precioso, ¡cuanto puede uno imaginar!
    Felicidades.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En 31 sílabas que tiene un Tanka, es difícil contar una historia; es preciso ofrecer unos detalles al lector para que él la complete desplegando su imaginación.

      Gracias, Musa.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Que hermoso y cuanto dice en pocas letras .
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Ilesin. Me gusta que hayas podido imaginar una historia amorosa a partir de la sugerencia.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Que lindo Fanny. Me encantan tus tankas.
    Y que tarde aquela, verdad Fanny ?? todavia nos acordamos no?? jajaja

    Muchas gracias Fanny por tus presencias en mi blog.. Durante un par de semana voy intentar visitaros pero no podre responder a vuestros comentarios en mi blog.
    MIL BESOTES
    Isa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Isa.Recordar los momentos de emoción es como regresarlos y revivirlos.
      Agradezco tu visita y me alegro de que te guste el Tanka.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Hola Fanny...Quizás se le quebró la voz, pero hay miradas que son suficiente, sin tener que terminar la frase....
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Llorenç. Gracias por pasarte por aquí.Tengo pendiente pasarme por tu blog. No creas que te olvido.

      Veo que tú interpretas mejor la mirada;sí, los ojos hablan, pero yo creo que las emociones profundas las expresa la voz, ese temblor que se escapa en una sílaba...

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Un emotivo momento para no olvidar, y seguir sintiendo al paso de los años ese tímido sonrojo tan especial…
    Feliz fin de semana.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sneyder. Hay momentos que no pierden su nitidez al recordarlos.

      Buen fin de semana.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Fanny ,te deseo un feliz fin de semana...
    Con cariño un beso
    Marina

    ResponderEliminar
  20. Hay recuerdos que nos ahogan hasta la voz que quiere contarlos.

    Oto tanka luminoso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy japonés te veo en tu despedida. Me hiciste reír y comenzar la mañana así es de agradecer.

      Un abrazo.

      Eliminar
  21. Es cierto; algunas veces, sólo dos líneas son suficientes para quebrar la voz y doblar la intención.

    Al final siempre acabo regresando a tus tankas y tantras y esas cosas tuyas que quiero para mí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me ocurre. En la comida anual con algunos compañeros de un foro literario, se leen poemas y yo llego al final
      de la lectura con voz temblorosa, tratando de contenerme y eso que es gente conocida. Ante desconocidos sería incapaz de leer mis poemas.

      Tu comentario me gusta: tiene una parte seria y otra divertida. Aprecio el que te gusten los Tanka, pues a muchos les deja indiferente.

      Un beso y un abrazo, para cambiar.

      Eliminar