miércoles, 8 de octubre de 2014

Tanka XXVII



                                      Se alejó el barco.
                                      Una oportunidad
                                      sentí perdida:
                                      la amada en lontananza,
                                      y yo solo en la orilla.

Palabra compartida:
Nº 41:Oportunidad.
Iniciativa Sindel

57 comentarios:

  1. Genial la foto y genial el poema
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, André. En todo caso mi genialidad no alcanza la tuya.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Muy bueno, Fanny, evocador, visual, con atmósfera.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradecida por tus palabras, Juan Carlos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Tal vez sea la oportunidad para otra cosa, cuando se pierde una oportunidad, otras se despliegan, pero hay que saber verlas a tiempo.
    Lindo poema y preciosa imagen.
    Un beso =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón; nunca se sabe si al perder una oportunidad se encuentra otra mejor.
      Gracias, Sindel.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Yo diría que la rima te salió sin pensarlo, no quedó muy japonés, pero transmite bien el sentimiento de pérdida...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jenofonte. Te sonó la rima, ¿eh?... Pero recuerda que en el tanka se permite, aunque no la precisa. Y, como dices me salió así, me di cuenta, pero no intenté cambiarla porque la palabra "oportunidad" no me inspiraba y me costó componer el poema.

      Gracias por tu observación.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Y yo que tengo que luchar para que no me rimen...

      Eliminar
    3. Ahí está la diferencia, Jeno. No soy capaz de componer un poema con rima y métrica y a ti te salen como las setas en el bosque de otoño.
      Te admiro.

      Eliminar
  5. Describes de forma intensa la sensación que se siente cuando alguien amado tiene que partir, duele el alma y el cuerpo, te sientes vacía, los pies se quedan pegados al suelo, pesan como hierro y la mente reacciona sólo por instinto...
    Simplemente hermoso Bss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta haberte evocado sensaciones propias de esos instantes de despedidas dolorosas. Qué bien lo has descrito.
      Gracias por detenerte a comentar.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Ya se sabe que nadie arriesga su vida por un amor.

      Gracias, Noel.No olvides practicar la natación por si acaso...

      Eliminar
  7. Muy frecuente en la poesía del mar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las despedidas en el mar son más melancólicas porque son lentas.

      Buenas noches, Rafa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. En el próximo barco, enrólate.
    " -Yo no digo mi canción
    sino a quien conmigo va"
    (Romance del Conde Arnaldos)


    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estaré atenta a ese barco.
      ¿Viste que sobre esos versos que citas del Romance , compuse un poema hace tiempo?

      Gracias por tu visita y tus palabras.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Sencillo, romántico y bello. Un abrazo, Fanny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tres adjetivos que agradezco. Muchas gracias, Alfredo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Si se pierde una oportunidad, seguro que llega otra, que si no igual, si sera similar o mejor.
    Bellisima la foto, me encanta el mar.. Bellos y tristes tus versos.
    Un beso Fanny

    Gracias por tu visita en mi blog y por dejarme tu huella

    Isa

    http://cabalgandoporlamusica.blogspot.fr/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Issa Iss, ¡ bienvenida a mi blog! Gracias por tu compañía.
      La vida ofrece muchas oportunidades al amor; solo se necesita saberlas ver y elegir bien.

      Me gustó tu comentario. Muchas gracias.

      Saludos.

      Eliminar
  11. ¡me gustó mucho Fanny! Tal vez pase de nuevo........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lao, me alegro de encontrarte y de saber que te ha gustado.
      Gracias por tu comentario y compañía.

      Eliminar
  12. Hola Fanny Seguro que habrá más barcos que se arriesguen y llegue junto a tu orilla.
    Bello poema al igual que la imagen.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por si acaso, hay que mirar el mar todos los días, y quien dice el mar, dice el tren, el avión, el coche...aunque lo más poético es llegar en barco.

      Gracias, Isa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Me encantan los (tus) tankas. Tanta belleza y sentimiento en tan pocas palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Josep Mª. Y...¿para cuándo más tankas tuyos? Me gustan tus relatos, pero te animo a que no dejes de lado la poesía.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. No entiendo de Tankas, es más, no se como van... lo que sé, es que tus letras e imagen son muy bonitas
    Gracias por tus palabras en mi blog.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mar. ¡ Bienvenida!
      Gracias por tu visita y comentario. Para apreciar un poema basta el sentimiento, pero si quieres conocer algo sobre esta estrofa, puedes leer mi entrada sobre el Tanka.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. si tristes versos,...feliz dia...yo aqui trabajando.
    un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tan tristes; el amor va y viene como las olas. Tiene sus mareas altas y bajas.
      Comprendo que te gustaría más un paseo en barca que estar trabajando, pero si el trabajo te gusta es distinto.
      Buenas noches.
      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Hola Fanny...
    Pasan los días, hay barcos que se alejan, pero su recuerdo perdura, quizás un día veamos sus velas desplegadas con viento favorable hacia la orilla...

    Un abrazo.....


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre optimista, Llorenç. No sé si eres así realmente, pero tus comentarios son barcos de velas blancas surcando aguas mansas y con pájaros en los mástiles. ¡La calma esa que te procuras!...

      Gracias por tu visita. Tengo pendiente pasarme por tu blog.No creas que te olvido.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Esa oportunidad perdida, aparentemente, quizá no lo sea...(sonrío) La distancia es una prueba y una oportunidad de saber si ese amor es verdadero... Asi que el barco partió, pero el amor puede superarlo todo cuando es fuerte y templado...Mi felicitación y mi abrazo por tu creatividad y cercanía, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus interpretaciones son siempre muy positivas, porque en tu corazón de hada no cabe lo negativo.Pero, ¡ay!...Es cierto que el amor se aleja y no vuelve.Habrá otros, sí, pero las despedidas duelen.

      Gracias por tus palabras de luz.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Para el protagonista de esta historia, estos cuatro renglones marcarán su vida para siempre.
    En el primer renglón. Habita el toque de la fortuna, el guiño de la suerte, esa ocasión que sólo llega de cuando en vez.
    En el segundo renglón, tácitamente admite su error y presiente las consecuencias.
    La tercera línea, describe la realidad del momento, que aún siendo fresca ya sabe a nostalgia.
    Y la cuarta línea, dicta sentencia. Todo se ha consumado, es el fin de la historia, pero el comienzo al dolor de tener que convivir con el solitario recuerdo de lo que pudo haber sido y no fue.
    Necesito cinco veces más palabras para comentar lo mucho que me gusto tu obra, que el número de letras que tú requieres para crear una historia completa y con mucho sentimiento.
    Hay mucho trabajo, dedicación y talento en esta presentación. Por ello, eres una artista de las letras. Y también por ello, yo tu admirador.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decir que te agradezco el comentario, es poco, Juan Carlos.Admiro tu detallado análisis y me emocionan los elogios que me dedicas porque me hacen sentir que te gustó mucho este poema. Muchas gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Hola, Fanny Sinrima.

    Sí, las oportunidades se pierden siempre. Muy fácil.
    Gran fotografía. Diseño, composición y las ideas. Ambiente muy dulce.

    Tener un buen fin de semana. Un abrazo. Desde Japón, ruma❃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ruma. Me gusta mucho tu comentario.
      ¡Buen fin de semana para ti también!

      Un abrazo desde Barcelona.

      Eliminar
  20. Me ha gustado muchísimo tu poema Fanny. Ese barco que se aleja, esa oportunidad perdida, esa desesperanza del que se queda en la orillla, todo en cinco lineas. genial.
    Un fuerte abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario es muy estimulante, Pepe. Me encanta comprobar que el lector completa la historia que sugiere el poema.
      Muchas gracias.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  21. Hay veces que se pierde la oportunidad de hacer algo. Pero no se ha hecho por el que dirán, por vergüenza, por miedo…Por los motivos que fueran. Quizás uno se arrepienta, pues esa oportunidad jamás se repetirá.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primero de todo, gracias por venir y dejarme tu opinión.
      Nunca se puede saber si lo que se pierde es mejor que lo que se gana. Las nuevas oportunidades en el amor, son diferentes, porque diferentes son las personas, pero pueden satisfacer plenamente.

      Un abrazo, José. Me alegro de volver a cruzar unas palabras contigo.

      Eliminar
  22. Una visión única de lo que debe sentir un naufrago cuando pierde la posibilidad de verse rescatado.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Original comentario, Ilesin. Muy certero: un sentimiento así angustia a quien ve perdida la oportunidad de conseguir lo que desea, porque naufraga su proyecto.

      Gracias.

      Un abrazo y buen fin de semana.

      Eliminar
  23. Son tantos los barcos que perdemos (al menos yo) que nos pasamos la vida paseando solos por la orilla.
    Un tanka muy marinero y nostálgico el que nos dejas hoy Fanny.

    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pasear solos por la orilla es melancólico, pero ¡quién sabe si llegará un barco o un mensaje en la botella soñada!...

      Joaquín, gracias por tu compañía.

      Buen fin de semana.

      Un abrazo.

      Eliminar
  24. Salvo que es atinado y nostágico y te ha quedado precioso. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantada de tu visita y comentario, Franziska. Muchas gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  25. ¡Cuántas playas solitarias! ¡Cuántos corazones recogidos! ¡Cuánto amor a un lado y al otro del filo!

    Bello!!!

    Un abrazo muy fuerte!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Emilio.
      ¡Pues sí: playas solitarias, corazones solitarios, corazones que contemplan la pérdida sin lanzarse al agua a rescatarla!...
      ¡Qué tontos somos!
      Gracias, Emilio, tus comentarios son muy sensibles.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Cada comentario tuyo es como un nuevo amanecer para mí, Fanny.
      (Mi próximo poema en mi blog se titula, precisamente, "Tiempo y mar").
      Un beso.

      Eliminar
  26. Navego contigo. No conozco otro mar que el de tus letras. Esta manera tuya de sintetizar me gusta sobremanera. Ya te lo comenté. La brevedad de tu métrica es infinita, constante, sí, infinita.

    Un saludo, un abrazo.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que te gustan especialmente estos breves poemas inspirados en la literatura japonesa. Obligan a sugerir una situación con tan solo 31 sílabas, o sea que la brevedad no es mérito mío sino obligación impuesta.

      Navega en mis letras.Te prometo una calmada travesía .

      Eliminar
  27. Me ha gustado mucho tu poema (nostalgia) y tu blog.Enhorabuena. Volveré. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenido a mi blog ! Gracias por tu comentario y tu sentir.
      Me gustaría que volvieras, claro que sí, y espero verte de nuevo.

      Un saludo.

      Eliminar