viernes, 8 de agosto de 2014

Tanka XXIII

                                                                                                         Playa de Estepona (Málaga). XII-2011 (foto de mi archivo)

                              De espuma blanca
                              son las olas que rompen
                              en la tormenta.
                              ¿De qué color los sueños
                              cuando el amor se rompe?

42 comentarios:

  1. Quizás de ningún color Fanny, porque los sueños también se rompen.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El color de la nada, entonces.Pero hay que tener a mano pinceles y pintura para cambiar el paisaje.

      Gracias, Rafa.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. No lo sé, pero pueden ser de todos los colores...
    Un beso,

    feliz semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué optimista te encuentro! Eso está bien. Tal vez sean del color que sepamos darle.

      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Una belleza Fanny ! Adoré tu Tanka.
    Besos del alma.
    ¡Feliz día !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre tan afectuosa, Mª Carmen. Muchas gracias por tu visita y comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Contundente, definitivo...

      Me gusta encontrarte. Gracias.

      Eliminar
  5. Qué bonito tu poema, yo nunca me he llegado a plantear de qué color son los sueños cuando el amor se rompe ¿tal vez grises?

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gris se lleva siempre la peor parte de la gama de colores y sus significados; siguiendo los tópicos diríamos que un sueño roto es gris oscuro o negro.

      Gracias, María. Te deseo sueños multicolores.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Cuando el amor se rompe, puede estallar con violencia o irse muriendo poco a poco de inanición. Yo diría que los sueños sin amor no tienen color, olor, ni sabor. Sin embargo, el tanka que has creado, si lo tiene: el más bello que podamos imaginar.
    Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, Franziska. Es el amor lo que da color, sabor y aroma a los sueños.
      Me alegra saber que te gusta el Tanka y agradezco que te detengas a comentarlo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Por lo que veo ahora mismo, serán dos comentarios y con éste, tres... Los dos son sinceros. Un abrazo. Franziska

    ResponderEliminar
  8. Gracias de nuevo. No dudo de que ambos comentarios son sinceros. Asoma en tus palabras esa cualidad.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Hoy tus versos asoman triteza pero yo creo que el amor no se rompe si es fuerte ...
    buenas noches Fany con un gran abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marina.
      Veo que soy más realista que tú. Todo se desluce y se rompe con el tiempo, pero hay que aceptar las pérdidas.
      Gracias por tu comentario y tu amistad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Cuando se rompe el amor, desaparecen los matices del color.
    Besos.
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Negro, negro...así son, André, pero llega la poesía y vuelca su colorido.
      Gracias por tu visita y comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Hola, Pedro. Me alegro de encontrarte. Gracias por detenerte a dejar tu opinión.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Pues creo que según la ruptura, puede ser color rojo de rabia, o color negro de pena, o trasparente de indiferencia.
    Me encantó tu Tanka Fanny.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Elda. Sí, los colores los pone cada uno, según la gama de emociones negativas que le suscita la ruptura.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. Creo van pasando todos los del arco iris llegando por fin a encontrar de nuevo la unión y su latir será hermoso y sereno


    Besos muy cariñosos

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con el tiempo los colores, junto a la primera sensación, se van desvaneciendo e incluso, como dices, se puede recomponer el arcoiris.
      Gracias por tu optimista visión, Tramos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Creo que son incoloros porque normalmente desaparecen al romperse el amor.
    Un tanka muy veraniego inspirado por el siempre maravilloso mar, aunque no me sonó muy bien esa repetición (rompen/rompe), pero no me hagas mucho caso, recién levantado suelo ser muy quisquilloso...:)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Joaquín.
      Siempre te hago caso, ¡cómo no! Sin embargo no me molesta la repetición porque así el amor queda roto-roto, hecho añicos y entonces ya no se ve ningún color.

      Bueno, tampoco me hagas caso; yo suelo tener pinceles y colores a mano.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Hola Fanny... Veo que el mar también te inspira, verdad que no es lo mismo mirar la playa desde alta mar, que mirar alta mar desde la playa. Pues creo que los sueños es lo mismo, según desde donde los miras pueden ser gratificantes recuerdos bellos que siempre quedan, o recuerdos tristes y dolorosos.. Quizás es cuestión de coger la barca y salir a navegar entre las olas que nos darán la paz...
    Que disfrutes... Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Quién tuviera una barca para salir a la mar!...

      Gracias por seguir por aquí, que no es fácil en vacaciones.
      Tú tan fresquito y yo soportando el Poniente, ¡ya ves qué contrastes! ¡Que disfrutes, Llorenç!

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Hola Fanny. Bonito poema.
    Supongo que habrá infinidad de tonalidades. Dependiendo de si la ruptura
    fue pacifica y de común acuerdo.
    Esto sería lo más acertado porque así el arco iris ondeará en sus vidas,
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siguiendo el dicho popular: "todo depende del cristal con que se mire", pero que el color cambia, o se apaga, es cierto.

      Gracias por tu visita y comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  17. Fanny, al igual que esas olas de espuma blanca rompen en tormenta y vuelven a renovarse y a encontrar su belleza...También los sueños, cuando el amor se rompe,con el tiempo vuelven a adquirir su color y su proyección de futuro...Todo muere y vuelve a nacer, amiga...Tu tanka nos pregunta...Y nosotros respondemos...(sonrío)
    Mi felicitación y mi abrazo inmenso por esa profundidad, que nos mueve a todos.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras de mi hada manchega siempre en positivo y coloreadas. Gracias, niña.
      El tiempo , unas veces quita el color y otras nos regala una caja de pinturas.Así es.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Un tanka precioso. Supongo que los sueños rotos van cambiando de color a medida de que el tiempo nos hace verlos cada vez más lejanos, acabando con el verde de la esperanza de tener otros nuevos que se vean cumplidos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Josep Mª. Me alegro y agradezco tu comentario. El tiempo tiene un protagonismo increíble en nuestra vida y, en ciertas ocasiones intensifica el verde para sostener el momento difícil.

      Un abrazo.

      Una confidencia: no creas que he quedado satisfecha de la estructura de este tanka, pero llevaba varios días dándole vueltas y al fin lo publiqué.¡Ese difícil tercer verso!...Seguiré pensando en mejorarlo.

      Eliminar
  19. Esta tarde no creo en amores rotos, más bien creo que es alma lo que se rompe al ver precisamente eso: que el amor no se rompe, solo se difumina pero deja una huella profunda y dolorosa en muchas ocasiones. ¿Color de los sueños? La paleta del corazón es infinita, como la espuma del mar de tu tanka y cada pintor un mundo. Como siempre, mañana puede que tenga una opinión distinta. Un abrazo,

    Damapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo lo que quieres expresar: a veces querríamos que desapareciera por completo, que no quedaran esos pedazos incrustados en el alma, o el amor entero, inolvidable, que causa dolor llevándolo siempre en el recuerdo...

      Ten siempre a mano pinturas para cubrir los desperfectos.

      Gracias, Damapa. Tu comentario siempre lo recibo con mucho interés.

      Un abrazo.

      Eliminar
  20. Qué maravilla de poema... Ahora, cada vez que vea romper una ola, pensaré en esas otras rupturas menos níveas.

    Por cierto, creo que algo mal hago pues no se publican algunos comentarios.

    Un abrazo.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alegría me da encontrarte, Mario. Gracias por tu compañía.Oye, cuando veas romper una ola, mejor comprobar que llega otra y otra, que no se acaba el mar en una sola ola.

      ¿Que no llegaron algunos comentarios?... Pues lo siento; tengo mucho interés en saber tu opinión.No creo que tú hagas algo mal sino que Blogger tiene sus lagunas, pues también me falla en las notificaciones de las entradas de los blogs que, como el tuyo, sigo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  21. ¿Y tú me lo preguntas? ¡del color de tus ojos!

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonrío. Gracias por tan simpático y galante comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  22. El olor de los sueños cuando mueren es a limo. El color seguramente es gris marengo, pero los sueños acaban por surgir y resurgir nuevamente, como las hojas de los árboles, que han de morir para dejar paso a los nuevos brotes.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu comentario tiene color, textura y esperanza en ese rebrotar de las hojas. ¡Muy poético !

      Gracias, Albada.
      Un abrazo.

      Eliminar