jueves, 3 de julio de 2014

Puente

                                                                                                  Puente colgante en Chulilla(Valencia) Foto tomada de Internet

 


                                      La vida es el puente
                                  que une dos orillas
                          de nuestro recorrido.

                          Hay tramos de sólidos pilares
                          de piedras milenarias,
                          que se recorren seguros,
                          gozando del río donde anidan las aves
                          en la espontánea vegetación de la ribera.

                          Mas hay tramos donde el puente,
                          —ya sin barandilla de protección—
                          colgado tan solo de unos hilos,
                          se asoma peligrosamente al abismo.
                           
                         ¡Qué vértigo cruzarlo, amor,
                         si tú no estás conmigo! 

                          ¡Qué vértigo mirar en la noche
                          y ver las estrellas ahogadas
                          en el lecho del río!


Palabra compartida nº 27: PUENTE
Iniciativa Sindel

38 comentarios:

  1. Hola Fanny. Lo mejor es cuando los puentes están tan deteriorados que uno puede caer al precipicio, es cruzarlos muy despacio y en buena compañía. Si la compañía es el amor de uno/a, seguro que pondrá todo el cuidado del mundo para poder pasar a la otra orilla.
    La vida no es fácil y a veces alguna de las barandillas de los dos lados puede romperse y estar más cerca del abismo si no media el dialogo y sobre todo el respeto y el amor. Bello poema y lindo puente.
    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con amor se cruzan todos los puentes. Gracias por tu visita y comentario, Isa.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Es cierto lo que dicen tus letras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de coincidir con tu sentir, Rafa. Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. De la mano con el amor, no hacen falta barandillas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hombre, Rafa,me alegro de que te pases por aquí!

      De acuerdo contigo. Mantener el equilibrio para cruzar ese puente, se consigue con amor.

      Gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Qué buena imagen para ilustrar el poema, que trasmite esa dificultad de cruzar un puente poco firme.
    Me encantó esa imagen final de las estrellas ahogadas en el río.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A cierta altura de la vida, se padece vértigo que aumenta cuando se ve todo lo soñado, en el lecho del río.

      Gracias por tu comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. También el amor es un puente que, a veces se asoma al abismo.

      Tus breves comentarios son siempre muy agudos. Gracias.

      Eliminar
  6. Como bien dices, Fanny, la vida es un puente que une dos orillas, desde el nacimiento a la muerte...Qué bien caminamos en nuestra juventud, disfrutando del paisaje, de las piedras milenarias y las aves...Pero, ay, cuando pasan los años y a nuestra vida le faltan fuerzas...Sentimos el vértido del abismo, de la oscuridad..Y esa magnífica metáfora de "las estrellas ahogadas en el río", que simbolizan nuestros sueños, nuestras ilusiones...En esos momentos es necesaria la mano amiga y compañera, ese amor incondicional, que nos protege y alienta...Mi felicitación y mi abrazo grande por tu entrañable y profundo post, amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para cruzar el puente de la vida, siempre se necesita compañía, pero en algunos tramos, en que se asoma al abismo, es imprescindible ese apoyo, que da el amor, la amistad, la generosidad de los demás.
      Gracias por tu interesante comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Es cierto, parece que da vértigo cuando no se tiene el abrazo del amor que tanto abriga y nos da energía e ilusión.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú que eres tan amorosa, bien lo sabes. El amor es el principal apoyo para cruzar los puentes de la vida.
      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. ¡Qué curioso, Fanny! Acabo de comentar ahora mismo otro post que se titula también "puente". Mi comentario, en consonancia con el texto que allí se publicaba, ha sido: "La carne es el puente por donde transita el deseo".

    Leyendo tu post me pregunto la cantidad de puentes que se asoman a nuestra vida y la cantidad de puentes que tenemos que cruzar a lo largo de los años. En este sentido, cada reto es un puente de riesgos más o menos previsibles y desenlace incierto. Abismos, como tu dices.

    He disfrutado con tu reflexión y tus versos. Especialmente con esos últimos con los que cierras tu poema.

    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Emilio, no es extraño que te hayas encontrado con otros poemas de este mismo título.Es la palabra propuesta por Sindel esta semana y somos muchos los que participamos en esta actividad.

      Hay muchos puentes que cruzar, como dices, y cada uno un reto. Comencé por ir citando puentes levadizos,colgantes,de piedra, etc. dándoles un significado, pero se alargaba mucho el poema y suprimí esas estrofas.

      Gracias por tu comentario . Las palabras también son puentes hacia la amistad que está en la otra orilla.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. el vértigo produce siempre un estímulo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ...prefiero estímulos más suaves, Noel.
      Gracias por leer y comentar.

      Salud.

      Eliminar
  10. Mi querida Fanny ...este puente ,este rio...ese mar ;todo lo que impide que te veamos aqui como siempre alegre y dispuesta a recibirnos a todos con alegria y esperanza....
    Yo te espero con mi mayor cariño ...sin olvidarte ,un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marina, no te preocupes; voy caminando por el puente contemplando los peces y las plantas de la orilla del río.

      Llevo unos días con trabajo acumulado, que me distrae de seguir los blogs con la frecuencia acostumbrada. Espero este fin de semana, que no voy a salir, ponerme al día en visitas y comentarios.

      Gracias por tu amistad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Muy buen simil Fanny plas plas plas! Por desgracia es epuente tiene tantos.... tramos que debemos aprender a cruzar a solas, venciendo a nuestros miedos y revirtiéndolos en felicidad. porque si nos dejamos vencer por el miedo, la tristeza y la amargura, perderemos el equilibrio y nos precipitaremos al abismo...

    Un fuerte abrazo, de nuevo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Saludos, Josef! Te echaba de menos.
      Gracias por tu comentario. Mejor cruzar los puentes en buena compañía, pero si no, hay que armarse de valor.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Un poema bien construido, ligero, exacto, y con un final redondo en belleza y emoción. Como a mí me gustan.
    Te felicito por tu gran poema.

    Un besote muy grande, y que tus puentes sean siempre sobre ríos donde se cortejen las aves y las flores desborden la ribera :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo deseo para ti, Volarela. Puentes sobre un río con peces, nidos de aves, y espesa vegetación en las orillas.A una artista como tú, no le cuesta nada imaginar estos paisajes.
      Gracias por tu poético comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. El puente puede moverse y tambalear tantas veces, que si el amado esta, la seguridad que brinda la confianza del amor, arrasa con todos los temores.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te echaba de menos, Cecy. Gracias por pasarte por aquí y dejar tu alentador comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Y así es la vida, momentos de seguridad y otros en los que nos sentimos temerosos de los abismos. Si hay una mano tendida que nos sostenga todos los miedos se difuminan.
    Hermoso poema! Gracias por tu compañia.
    Un beso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La mayoría de las veces, es, simplemente eso: una mano tendida.
      Cuando voy por la montaña y, en la pendiente hay un desnivel, solicito la mano de mi amigo.Y me dice: pero si no la necesitas, si bajas sola sin mi ayuda. Y, es precisamente, esa mano tendida la que me da seguridad, simplemente por saber que cuento con ella.

      Gracias por tu comentario, Sindel.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. ¡Yay! Que miedo cruzar un puente sin la protección de un amado.
    Aunque en otras toca pasarlos solos sin el apoyo de nadie. Hermoso
    Poema, me encanto mucho.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Yessy. ¡Ojalá tengamos siempre una mano en la que apoyarnos en los tramos difíciles del puente de la vida!.
      Saludos.

      Eliminar
  16. Realmente muy lindo y bien expresado tu puente, dejando entrever tu sensibilidad y romance!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Lao. Me gustó encontrarte.
      Hasta la próxima, un saludo.

      Eliminar
  17. Leerte es el puente que me conduce a tu elegancia escrita. Que me une a ella, también.

    Fuerte abrazo.

    Mario

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las palabras -orales o escritas- son puentes que nos unen a las personas. Me dejas un precioso comentario, Mario. Muchas gracias; estoy encantada de que te pases por aquí cuando puedas y que te sientas a gusto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  18. Hola Fanny!!!

    Creo que continuamente estamos cruzando puentes, lo bueno de ello es que aunque los sintamos moviéndose bajo nuestros pies consigamos cruzarlos y llegar al otro lado, para volver a encontrar otro y cruzar de nuevo. La vida sigue, los puentes son infinitos y tú lo reflejaste muy bien en tus versos.

    Feliz domingo!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, FG. Me gusta que no tengas vértigo al cruzar puentes peligrosos. Te muestras decidida a seguir adelante y eso está muy bien.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Hola Fanny... La vida, es una travesía difícil como bien cuentas como un puente con peligros, pero si tienes alguien que te acompaña siempre se hace mas llevadera... De lo único que se ha de tener cuidado es si uno puede pasar aunque sea con dificultades, no sea caso que dos cediera el puente por el peso... Perdona ya se que soy rarito...
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me estoy riendo de tu aguda observación. ¡Muy buena!
      Parafraseando el refrán: "más vale cruzarlo solo que mal acompañado". Hay puentes tan deteriorados que solo se pueden cruzar por separado. ¿"Rarito"? No me lo pareces. Esas precauciones deben tenerse en cuenta en la realidad.

      Gracias, Llorenç.

      Un abrazo.

      Eliminar