jueves, 12 de junio de 2014

Tanka XIX

                                                       Diospyros kaki/ Caqui. (Foto de Internet)
 
 
                            Llegó en la tarde
                            con deseos de amor
                            entre sus labios.
                            ¡Mas dulces que los caquis
                            fueron esas palabras !

26 comentarios:

  1. hermosa tanka...y dulces caquis ,lastima no saborear uno muy dulce.muy dulce
    Fanny me quedé con las ganas ...
    un gran abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Marina, buenas noches. Siempre tan amable, acercándote a mis poemas.Te lo agradezco mucho.
      Los caquis son fruta de otoño, así que hasta dentro de unos meses no podrás probarlos. Cuando llegue el otoño te lo recordaré.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Un tanka cargado de dulzura e ilusión.
    Hermoso!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doblemente dulce. Las promesas de amor lo son mucho y los caquis, increíbles.

      Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. ...Y ella le respondió: sí, pero que no se entere Noel.

      Eliminar
  4. Y además seguro que fueron escuchadas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Cómo no, Rafael! ¿A quién le amarga un dulce?

      Gracias.
      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. ¡¡Bien por Lao!! Gracias, amigo. Me alegro de encontrarte.
      Buenas noches.

      Eliminar
  6. Hola Fanny... Dulces palabras, cuando hay deseo de amor entre los labios...
    Un abrazo....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Llorenç.
      De los dulces se aprovecha hasta lo que queda en el papel que los contiene, lo mismo que el amor envuelto en palabras.

      Gracias por tu comentario y, sobre todo, por venir siempre.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Es que hay palabras que son mas dulces que cualquier dulce, jejeje valga la redundancia.
    un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y se saborean igual.
      Muy acorde con tu Nick.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Las palabras de amor siempre son dulces, nos alimentan y nos dan energía para seguir viviendo. !Con qué facilidad te salen estos tankas! (o al menos esa es mi impresión a distancia).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, Josep Mª, no creas, tengo que darle vueltas a las palabras para ajustar la idea a la métrica, y ¡ ese tercer verso!... da su trabajo.

      Gracias por tu comentario. Ya sabes que tu último tanka me encantó, y espero el siguiente.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Tu tanka
    Escribas lo que escribas siempre lo llenas de contenido.
    ¡Un olé por Fanny!
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, André. Y me alegra si ese contenido te dice algo o, simplemente, te gusta. La palabra es un medio de comunicación y en eso me esfuerzo.

      Un abrazo.















      Eliminar
  10. Fanny, me encanta cómo sugieres esa intensidad del sentimiento...Ese adverbio de tiempo..."llegó en la tarde" nos habla de que el día se había ido, sin embargo, a pesar de eso... esos "deseos de amor" fueron una realidad, que pararon el tiempo por un instante...Y surgió la palabra plena y sentida..."mas dulce que los caquís..." Y es que la palabra tiene la suficiente energía para hacernos tocar el cielo o el infierno...(sonrío)
    Mi felicitación y mi abrazo grande, poeta y amiga.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  11. Sonríe, sonríe que,en esos casos, lo que se toca "es el cielo". Gracias por tu comentario, amiga.Son como otro poema o la continuación del mío. Tienes esa cualidad, Mª Jesús.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Creí que el caqui
    era lo más dulce
    hasta que probé

    tus labios...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Jenofonte. Te digo lo mismo que a Mª Jesús. Tienes la cualidad de crear poesía con cuatro palabras.Este poema es muy bonito. Ajustando la métrica quedaría un bello tanka.

      Disfruto con tu forma de comentar. Gracias.

      Eliminar
    2. Solo hasta el día
      en que probé tus labios,
      sería el caqui
      la fruta más sabrosa,
      del Jardín del Edén.

      Eliminar
    3. ¡¡Precioso tanka!! Belleza y sensualidad forman un conjunto muy atractivo en este poema.

      Mi felicitación.

      Un abrazo.

      Eliminar
  13. De las armas se encarga el diablo, de la poesía te encargas tú para combatir el sufrimiento.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. .. y tú, ¿de qué te encargas? Deberías encargarte de escribir más, Mario.Hace tiempo que no me llega nada nuevo de tu blog, y me gusta lo que leí.

      Escribir "combate el sufrimiento", sí, todo tipo de malestar, de inquietud, de insatisfacción... Tal vez por eso escribimos, aunque no seamos escritores ni siquiera lo hagamos bien.

      Gracias por tu visita y comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar