miércoles, 12 de febrero de 2014

Rumor

 
Marea alta.
El rumor de las piedras
en cada ola .
 
Foto de mi archivo:
Estepona(Málaga) Enero 2014

24 comentarios:

  1. Y cada piedra les hace producir un rumor distinto. Qué gran orquesta, que tiene al viento como director.
    Bonita foto Fanny!
    Un beso;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta ese tintineo de las piedras al rodar unas contra otras, mientras disfruto de un aperitivo al sol de invierno.
      Gracias por tu visita, Gumer.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. A ese estos días por aquí es mejor no estar invitados .
    Besos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sonreí. El cantábrico es más violento que el mediterráneo.En este el rodar de las piedras es una música agradable.
      Un abrazo, André. Gracias por tu visita.

      Eliminar
  3. Hola Fanny, tomo hoy de aperito tu haiku malagueño, esas palabras con sol de El Palo, y me siento bien porque oigo el rumor de cada ola, como expresan tus versos. La gente desconoce la fuerza evocadora del haiku, para mí es una estrofa mágica, llena de vida, llena de voz. Un abrazo y gracias por estar a tan poca distancia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compañero de sentires y evocaciones, José Luis; ¡cuánto me gusta saber que este haiku te acerca a El Palo, donde estuve varias veces disfrutando del mar y del vermut !
      Eso debe ser el haiku: un conjunto de sensaciones que retornan o nacen en su lectura.
      Valoro tu sensibilidad para captar el momento.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. En cada ola,
    el mar besa la playa
    sino se enfada.
    Así es tu Mediterráneo que te ha inspirado tan bello haiku.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es muy bonito contemplar el ir y venir de las olas y el ruido de las piedras cuando retrocede.
      Gracias por tu visita, Elda.

      Un abrazo

      Eliminar
  5. "...Y se quedan escuchando a las caracolas..."
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estaría de más oír también las caracolas, pero el chocar de unas piedras con otras es muy atractivo.
      Tú conoces el mar y sus instantes mágicos.
      Gracias por estar siempre acompañando.

      Eliminar
  6. Sugerente de una mañana veraniega; mientras se disfruta de un vermut,acompañado del rodas de las piedras que la ola arrastra.
    Me gusta el "kigo" sugerido y el "kire" bien patente entre dos imágenes bien diferentes pero que concurren en el mismo instante.

    ¡Buen haiku, Fanny!

    Permite que te haga una sugerencia: ¿Por qué no creas un blog solo para haikus? Siendo una poesía tan especial no estaría mal reunirla aparte de las otras que escribes.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu análisis tan certero del haiku. Como dice José Luis en su comentario,"la gente desconoce la fuerza evocadora del haiku" y por eso me sorprende y me alegra que alguien lo interprete y sienta como tú.Es una pena que haya tanta confusión sobre esto y que se banalice con temas de amor sensual y melancolías de desamor, totalmente ajenos a la esencia del haiku.

      En cuanto a tu sugerencia, he pensado, a veces en ello, así que volveré a pensarlo.Sería interesante porque no solo pondría mis haikus, sino información de bibliografía y haikus clásicos, etc. El inconveniente es que llevar dos blogs a la vez me llevaría tiempo y soy muy inexperta en las cuestiones técnicas del funcionamiento de un blog.Me muevo en lo muy básico.

      Gracias por tu sugerencia, que tendré en cuenta.
      Saludos.

      Eliminar
  7. Respuestas
    1. No sabes lo bien que me sentó ese vermut.
      Gracias por tu visita y comentario.

      Eliminar
  8. Es como imaginar que el aperitivo serán las caracolas...

    Lo cierto es que los haikus pueden transmitir tanto en tan pocas palabras que para mí es como hacer magia, abres las manos y alehoop, ahí están. Eso sí, en realidad no son tan fáciles como suelen parecer a primera vista y desde luego a mí me encanta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cualquier aperitivo junto al mar sabe a gloria. Pero el protagonista del haiku es el rumor de las piedras y su abandono en la orilla.

      Gracias, FG. coincido contigo en que, si se cumplen las reglas, componer un haiku no es nada fácil.Yo tengo unos cuantos en barbecho, esperando encontrar las palabras adecuadas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Buen juego de palabras, Noel. ¿Bailamos? aunque este rumor de piedras no da para el rock & roll.

      Bona nit.

      Eliminar
    2. bueno...yo seguiré con el roll de Fred Astaire

      Eliminar
  10. Playa y fragor.
    Al compás de las olas
    ruedan las piedras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, y si estás con los pies en la orilla sientes cómo se te hunden entre los guijarros.
      Gracias por tus versos.

      Eliminar
  11. este rumor es absolutamente poéticos
    bello pensamiento
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, Elisa.
      En el mar, y en toda la Naturaleza hay muchos rumores poéticos; solo hay que querer escucharlos.
      Un abrazo

      Eliminar