sábado, 18 de enero de 2014

Sedimentos

                                   Dentro de mí confluyen
                                   todos los nombres que amé.
                                   Fuegos apagados,sedimentos de ceniza
                                   donde la brisa de la memoria
                                   aviva  algunos rescoldos
                                   que se resisten a su extinción.

                                   Son nombres que transitan por mis labios,
                                   se adentran en mis sueños
                                   y me emplazan a vivir lo irrepetible.
                                   Nombres lejanos, intangibles,
                                   cuyas voces perduran en mi pecho.


septiembre,2011

22 comentarios:

  1. ... Pues si perduran en tu pecho, no son tan lejanos, eh?
    ¡Ah, los nombres, los nombres, y las memorias que encierran!
    Gracias por tus cariñosas palabras y un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son lejanos físicamente y algunos ya no están en este mundo, pero, a veces, parece que los oigo y los veo.
      Antonio, gracias por tu visita. Tus palabras también son cariñosas y tus poemas excelentes.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Y seguirán tras tu sombra a través del tiempo y del espacio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Rafa. Los amigos y amores quedan ahí y es bonito recordarlos.
      Un abrazo.

      Oye, intenté hacerme seguidora de tu blog para estar al tanto de tus poemas,pero estoy invisible; ayer no me vi.

      Eliminar
  3. Pues a vivir, que son dos días.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buen consejo, Julito.Vivir con el presente y también con los recuerdos que nos hicieron felices en el pasado.
      Un abrazo y gracias por tu visita.

      Eliminar
  4. Forman parte de ti, porque son tu vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí forman parte de mú. Aunque dice el gran poeta Caballero Bonald, que "somos el tiempo que nos queda", creo que también somos el pasado.
      Gracias por tu visita.
      Saludos

      Eliminar
  5. Forman parte de nuestro pasado , han siso tus circunstancias y por eso, por tu pasado (Nadie se puede sustraer a su propio pasado) nos con-forma y nos ha hecho ser como somos ahora.
    esos
    André

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Olvidar el pasado es amputar buena parte del alma.Todos esos nombres dejaron algo en mí.
      Pero los nombres del presente, como el tuyo y el de tantos amigos, son los que alientan la vida cotidiana.
      Gracias, André. Me siento acompañada contigo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Respuestas
    1. Mi nombre y algo más.Son páginas de mi vida.
      Saludos

      Eliminar
  7. Hay cenizas que guardan siempre un poco de fulgor para volver a encenderse, que se resisten a apagarse del todo. Y cada tanto nos sorprenden con ese chispazo de recuerdos.
    Un poema hermoso, se siente!!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Sindel.
      Es cierto lo que dices. De pronto, un hecho presente, un paisaje, una música...nos trae el recuerdo del ayer y nos damos cuenta de que no podemos quejarnos de la vida.
      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Siempre perdurarán aquellos recuerdos. A veces algunos de ellos hacen bien volver.
    un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Generalmente, recordamos más lo que nos hizo felices.Los nombres queridos nos acompañan y nos hacen sonreír todavía al recordarlos.
      Gracias por tu visita, María.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Difícil es olvidar a aquellos que nos habitaron piel adentro. El olvido, me parece más un recurso para engañar a la memoria, y pocas veces logra su cometido. Lo has expresado maravillosamente! Hermosa poesía.
    Besos al vuelo!
    Gaby*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Gaby*; nada de lo vivido intensamente se olvida, pero tendemos a recordar más lo positivo; será un mecanismo de defensa para seguir amando la vida.
      Me alegro de tu visita.Muchas gracias.

      Eliminar
  10. Hermosa poesía, los recuerdos son tatuajes clavados en el alma y es complicado desprenderse de ellos.
    Durante toda nuestra vida, en cualquier momento nos asaltan sin permiso y remueven nuestras conciencias.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Son sedimentos que ahora forman parte del edificio que somos.
    Rescoldos que un día fueron llama viva y que nunca se apagarán del todo.

    Está bien traerlos al presente de vez en cuando, todos esos nombres nos suelen traer dulzura.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Hermoso y nostálgico poema. Saludos, amiga.

    Hay tal vez un lugar en el corazón,
    donde quedan almacenados los nombres.
    Algunos, siempre están presentes,
    otros esperan, pacientemente,
    el momento en que, levantados por la brisa,
    vuelven para llevarnos con ellos
    a un pasado que creíamos lejano...

    ResponderEliminar
  13. Mi felicitación por tu poema.Tienes mucha facilidad para versificar cualquier cosa.Espero encontrar más poemas en tu blog.
    Como dices, de entre todos los nombres, algunos vuelven y nos regresan a un pasado dormido pero no muerto.
    Gracias, amigo.Tu visita me alegra la tarde fría de hoy.
    Saludos

    ResponderEliminar