miércoles, 2 de octubre de 2013

¡Ay de mí!

                                            ¡Ay de mí!

                                        ¡Ay de mí!
                                 si al meterme en la cama
                                 la noche no me habla.
                                 Si tú no estás bajo mis sábanas,
                                 si no me asaltan los versos
                                 de amor que me cantabas.

                                        ¡Ay de mí!
                                 si el sueño está vacío
                                 y no te siento a mi lado
                                 compartiendo amoroso
                                 algo más que la almohada.


                          octubre,013

9 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Este poema no me lo he pensado dos veces, ni lo dejé en reposo. Creo que prefieres los poemas de verso corto que parecen canciones, y son más espontáneos.
      Gracias por dejar tu opinión, si no... ¡Ay de mí!

      Eliminar
  2. Así es, prefiero los poemas y los versos no demasiado largos, además me gusta que tengan una cadencia.

    ResponderEliminar
  3. Es un poema muy lindo, y como dice el dicho: Lo breve y bueno es dos veces bueno.

    Lindo poema,ciertamente.

    SyA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, me alegro de que me lleguen tus comentarios, Nariac!.
      Gracias por persistir en el intento.
      Un saludo.

      Eliminar
  4. uuffme llegó alma corto pero profundo en esa soledad que atrapa qué harás sin esencia uuff precioso poema Fanny un saludo acariñoso desde mi brillo del mar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida a mi blog, Beatríz.
      Gracias por tu sentido comentario.¿Cómo no sentir la huída del amor?

      Saludos.

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Basta un ¡Ay! para comunicar un sentimiento.
      Gracias.

      Eliminar