lunes, 30 de septiembre de 2013

Mi patrimonio



Mi Patrimonio

No tengo melena larga y sedosa
para que  enredes en tus dedos.
Tampoco unos ojos de mirada seductora
ni esos labios carnosos que deseas.
No mido un metro setenta,
ni cumplo los noventa-sesenta-noventa.
No puedo colmar el típico deseo de lo tópico.

Invertí mi tiempo cazando mariposas,
haciendo un herbario minucioso
para aprender el nombre de las plantas,
persiguiendo utopías y cantando poemas
al oído de un amor idealizado .

No tengo apartamento al borde de la mar
ni una casa con jardín y piscina en la montaña.
Y, por no tener lo que se debe, tampoco tengo  “tele”
y me pierdo el fútbol , los anuncios y las series.
Viajo en bus , en tren, o  en avión
llevando a pulso mi equipaje
y aún escribo a mano algunas cartas.

Ya lo ves. No puedo ofrecerte los típicos
tópicos que conforman la vida de cualquiera.
Lo único que tengo son palabras
con las que escribo versos sencillos
que esperan tu mirada.


                                              15-XII-011


21 comentarios:

  1. Muy original presentación.Estos versos me trasmiten una personalidad sensible,amante de la belleza y la sencillez. Nada convencional.
    Me alegro de haber encontrado este blog.

    ResponderEliminar
  2. Inés, agradezco encontrarte de nuevo por aquí y que te detengan a dejarme unas palabras estimulantes.Gracias también por tu generosa percepción de mi persona.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Más tarde paso a dejar mi comentario,pero adelanto que va a ser favorabilííííísimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te espero con impaciencia.Comunicarme con personas amantes de la literatura es uno de los objetivos del blog.
      ¡Bienvenida/o !.
      Saludos

      Eliminar
  4. ¡Ah, Nariac!... Ahora que sé quién eres -aunque solo virtualmente- vuelvo a darte las gracias por esta visita.

    Espero volver a encontrarte por aquí.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Respuestas
    1. Y a mí tu forma de sentirlo.
      Gracias, amigo.
      Un abrazo

      Eliminar
  6. No leí en su día este fantástico poema revelador de una personalidad sugerente,original y soñadora con auténticos valores.
    Me gusta la sencillez con que te presentas. Tus versos merecen mi mirada.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh, qué decirte a tan acogedoras palabras!...Agradezco la impresión que te causo y que a mis versos no les falte tu mirada.
      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Me resulta muy original el modo en el que abres la puerta de tu casa, es un placer haber llegado hasta aquí. Se te saluda!!

    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Bienvenida, Ana!!
      Gracias por tu visita y comentario. Seguiré tus Huellas .¿O son las de ese gato de ojos amarillos?.¡Qué bonito!

      Saludos.

      Eliminar
    2. Se llamaba Luigi, me acompañó durante 17 maravillosos años y aunque ya han pasado 5 desde su partida, me sigue acompañando cada día. Cuál es la historia de tu perla negra?

      Eliminar
    3. Me gusta intercambiar impresiones gatunas.
      "Negreta" (negrita) es la gata de un amigo; solo pasa temporadas conmigo cuando él va de viaje pero me muestra afecto con sus interminables ronroneos.
      Hacen mucha compañía y me encanta lo curiosos que son.

      Saludos, Ana.

      Eliminar
  8. ...Me emocionaste, amiga...Tienes mi mirada atenta y mi afecto...
    Mi abrazo inmenso y mi ánimo, Fanny.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus comentarios calan en el alma, amiga. Me llega tu afecto y agradezco tu compañía.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  9. Pues tienes todo lo que hace falta.
    Un beso y gracias por tus sonrisas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tu visita y comentario.
      Sí, creo que tengo lo suficiente y espero no crearme necesidades innecesarias.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. De la piel hacia fuera, nada es nuestro.
    ¿donde esta el mérito de poseerlo?
    de la piel hacia dentro, sólo es nuestro,
    lo que queda en la ternura de los ojos,
    que nos miran por que quieren..y queremos,
    y ese tiempo, clavado a los instantes,
    que el amor incrusta, al universo.

    Un saludo Fanny.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me impresionaste, Iñaki; ¡Qué poema tan de mi gusto! Hacia fuera, tengo poca cosa y hacia dentro, cuido mi jardín para regalar flores a la gente que quiero y que el mundo se me haga más habitable.

      Valoro mucho que te hayas detenido en este poema. Muchas gracias.

      Un afectuoso saludo.

      Eliminar
  11. Vine a conocerte un poco y me pareció encantador este poema, con el que me identifico mucho.
    Un abrazote, Fanny.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando entré en tu blog también sentí que había escritos con los que me identificaba.Por eso me quedé a tu lado. Gracias.

      Un abrazo.

      Eliminar