jueves, 19 de septiembre de 2013

Cupido

Con el corazón incrédulo,
cansado de amar y desamar,
oía tu voz que  me decía:
“yo quiero ser....
Una nube en tu cielo,
Un barco en tus aguas
Un nido en tu árbol
Una nota en tu canción
Un color en tu pincel
Una flecha en tu diana”.

Y en ese instante
me dio un vuelco el corazón,
Y una mancha roja
apareció en mi camisa.

                                      

2 comentarios:

  1. Sencillo y precioso.Excelente final.

    ResponderEliminar
  2. Me causa mucha alegría ver estos primeros comentarios.
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar